Visitamos la histórica planta de la avenida Ciro Menotti, de donde pronto saldrá el primer Maserati eléctrico.

Módena es la capital italiana del motor. Desde allí iniciamos la travesía de Made in Motor Valley, (Hecho en el Valle del Motor) la nueva serie web de Motor1.com dedicada a la excelencia del 'País de los Motores'. Lo puedes ver arriba, y si no hablas italiano, asegúrate primero de configurar los subtítulos en español, o en el idioma de tu preferencia.

Marcas tan importantes como Ferrari y Pagani, están ligadas a esta ciudad, pero solo una firma ha estado presente en el corazón Módena por más de 80 años: Maserati. El fabricante del tridente tomo residencia en la avenida Ciro Menotti de Módena en 1939. La fábrica que Maserati tiene allí, más allá de sus ocho décadas de historia, es reconocida por una gran tradición artesanal en la producción de sus vehículos.

Allí, la línea de montaje adquiere otra dimensión, especialmente cuando las comparamos con las fábricas modernas donde prevalecen los motores y los sistemas automatizados. En Módena, los empleados de la línea de montaje de Maserati no son considerados obreros, sino técnicos especializados.

Made in Motor Valley, Maserati

Los Maserati de hoy

La necesidades de la producción de algunos de los modelos producidos en Ciro Menotti, hicieron que fueran trasladados a otras plantas. Así fue como producción del Ghibli y el Quattroporte fue trasladada a Grugliasco, mientras que la de la SUV Levante fue trasladada a la planta de Fiat en Mirafiori, dejando a Módena para la producción de los modelos más exclusivos de la marca el GranTurismo, y su versión convertible el GranCabrio. Estos eran carros que, dependiendo del nivel de personalización y de las opciones seleccionadas, podían llegar a tener precios que varían desde los $140,000, hasta casi $450,000.

La planta de Módena es un lugar único al que en vez de fábrica, como nos recordaron más de una vez durante nuestra visita, hay que llamar ‘taller’. Un espacio donde los técnicos especializados atornillan, ensamblan, pulen y cuidan al máximo hasta el más mínimo detalle.

Made in Motor Valley, Maserati
Made in Motor Valley, Maserati
Made in Motor Valley, Maserati

Una nueva era, pero con respeto a la tradición

En la planta de Maserati en Módena, los automóviles son contruidos casi artesanalmente, con paciencia pero sin renunciar a los beneficios de los avances tecnológicos de la era moderna. De hecho, este taller está siendo sometida a una gran modernización, ya que es precisamente allí donde en 2020 será construido el nuevo deportivo eléctrico de la marca al que, a falta de mejor nombre, muchos llaman Alfieri en referencia al prototipo del mismo nombre.

El último GranTurismo salió de la línea de montaje de Módena el 12 de noviembre de 2019, y pronto se iniciarán los trabajos de modernización y actualización de este taller artesanal de donde saldrá el primer Maserati eléctrico. Pero esa es una historia que les contaremos otro día.

Made in Motor Valley, Maserati
Made in Motor Valley, Maserati