Más bien mínima.

El Nissan Maxima vive en el incomodo purgatorio que existe entre el Nissan Altima que es más espacioso y menos costoso, y el Infiniti Q50 que es más deportivo y cuenta con el respaldo de una marca de prestigio. A pesar de lo anterior, Nissan no renuncia a su sedán grande, el cual recibió una actualización para 2019 que incluye cambios en sus caras frontal y trasera, rines de nuevo diseño, nuevos faros delanteros LED y varias características adicionales de seguridad, como bolsas de aire para las rodillas en los asientos delanteros y laterales en los traseros, un nuevo sistema de alerta de recordatorio de objetos abandonados en la fila trasera, como bebes en sus sillas o animales domésticos, y sistema de reconocimiento de señales de transito en sus niveles superiores.  

El Maxima 2019 es mejor que la versión 2018, pero aún así, no se le acerca al cuatro puertas deportivo que alguna vez fue. Sin embargo, ahora que el Altima sucumbió a la tendencia de los cuatro cilindros turbo-alimentados como opción de potencia, el Maxima queda como el único sedán de la marca con un V6 bajo el capó. Se trata de un motor de 3.5 litros que produce 300 caballos de fuerza, dirigidos a las ruedas delanteras a través de una transmisión continua variable. Estamos hablando de 52 caballos de fuerza adicionales sobre el 2.0 litros turbo-alimentado del Altima, pero ni un caballo más de los que produce el V6 con turbos gemelos de 3.0 litros del Q50, que usa tracción trasera, y que no es mucho más caro.

Greg Fink, Editor Senior

  • Lo que me gusta más: El cuero color canela Rakuda
  • Lo que me gusta menos: El sistema de dirección

No entiendo por qué Nissan mantiene vivo al Maxima, No es ni un buen sedán de lujo inicial, ni es un buen sedán deportivo. Competidores como el Toyota Avalon y el Volkswagen Arteon ofrecen más de 40 pulgadas de espacio para las piernas en los asientos traseros, el Máxima detiene la cuenta en unas escasas 34.2 pulgadas. Hasta el Altima más pequeño, ofrece 35.2 pulgadas de espacio para piernas en el asiento trasero. 

Si crees que, como en el pasado, el Maxima es un sedán deportivo, prepárate para una gran decepción. Su mecánica de tracción delantera, y un sistema de dirección que es demasiado rápida y ligera (y por algún motivo innecesariamente dura con el carro detenido), hacen que el Maxima nunca consiga inspirar confianza durante el manejo fuerte. El Kia Stinger ofrece una experiencia de manejo más gratificante por menos dinero (a $32,990 el Kia es $1,060 más barato que el Nissan).

Esto no quiere decir que el Maxima carezca de características redentoras, ya que el sedán insignia de Nissan se beneficia de un estilo sobresaliente (si te gusta o no ya es otra historia), cuenta con una cabina ergonómica que incluye botones grandes y claramente marcados para el equipo de sonido y el sistema de control de clima, así como una de las mejores transmisiones CVT del mercado actual, que ni hace al motor zumbe como un abejorro,  ni convierte a la entrega de fuerza en una experiencia elástica y sin carácter como hacen las peores CVTs. Disfruté particularmente del cuero color canela Rakuda (camello en japonés) solo disponible con el paquete Reserve, el cual solo es obtenible en el nivel Platinum de la versión tope de la gama Limited que tiene un precio inicial de $41,540 Platinum trim, a los que hay que sumar los $1,140 que cuesta el paquete Reserve que incluye asientos calentables traseros, rines de 19 pulgadas, forro interno del techo negro, y piezas decorativas color bronce a través de su interior. 

Aún así, estas ventajas no compensan el esfuerzo mediovre del Maxima de ser un vehículo de lujo y un sedán deportivo a la vez. Es mejor fallar en una solo cosa, que hacer dos a medias. 

2019 Nissan Maxima Drive Notes
2019 Nissan Maxima Drive Notes

Jeff Pérez, Editor Senior

  • Lo que me gusta más: Su estilo elegante
  • Lo que me gusta menos: sus dinámicas mediocres

Ya sea que lo ames o lo odies, al menos los diseñadores de Nissan merecen crédito por tomar un riesgo con el diseño del Máxima. En sus niveles iniciales, especialmente con los rines más pequeños de 18  pulgadas y sin las mejoras de estilo del nivel Platinum Reserve, no se ve tan bien. Pero con los rines de aleación de 19 pulgadas de nuestra unidad de prueba (parte del paquete Reserve de $1,440), su emocionante rojo Carnelian (una opción de $395 en 2019), y el alerón ($495), el Maxima se ve verdaderamente bien. Sin contar el GT-R, el Maxima es probablemente el vehículo más atractivo en la línea Nissan actualmente. 

Mucho del mismo estilo atrevido se traslada también a la cabina. Los asientos en cuero color canela Rakuda (parte del paquete Reserve) le dan a esta carro de lujo inicial una sensación de mejor equipamiento, al igual que su forro de techo negro carbón y muchos delos terminados en cuero. Incluso las alfombrillas del maletero (una opción de $395) le dan al Maxima un poquito de clase.  

El problema, sin embargo, es que sin importar lo que diga Nissan, el Maxima no es un sedán deportivo. Visualmente podría engañar a algunos consumidores, pero después de un par de minutos detrás del volante de este sedán grande no hay como no darse cuenta de que este carro no tiene nada de deportivo. Nos gusta su motor V6 de 3.5-litros V6, con sus 300 caballos de fuerza y 261 libras-pie de torque, y su CVT está… bien. Pero su configuración de tracción delantera, su mediocre sistema de dirección, y su sensación de manejo genuinamente deslucida no ayudan al Maxima para nada. 

2019 Nissan Maxima Drive Notes
2019 Nissan Maxima Drive Notes

Simón Gómez, Editor Gerente, Motor1.com Latino

  • Lo que me gusta más: El V6 de 3.5litros
  • Lo que me gusta menos: Su diseño complejo

Por definición los méritos de un diseño con subjetivos. No existe nada que le guste a todo el mundo, como esta opinión disidente a la de mi colega Jeff Pérez demuestra claramente. Lo que yo veo como la falta mayor del diseño del Maxima, es una falta total de consistencia visual. Su complejo frontal está claramente en desacuerdo con su parte trasera. Verlos ir y venir juntos, es como ver un matrimonio forzado y mal avenido en tiempo real.  
Es una lástima que Nissan no haya aprovechado la oportunidad que les brindó la actualización del Maxima, para hacer cambios que le dieran coherencia y elegancia, más cercanos a la apariencia del nuevo Altima que usa el mismo lenguaje de diseño básico, ya que los sutiles cambios que terminaron haciendo no aliviaron para nada la situación.  

Al levantar ese desastre de capó conseguimos uno de los últimos refugios de los V6 sin inducción forzada, un motor que Nissan ha refinado al máximo. Esta planta de 3.5 litros se siente suave y sólida, tiene 300 caballos de fuerza para cuando hagan falta, que son más que suficientes para mover al enorme Maxima con autoridad. En el tráfico urbano el 3.5 se siente discreto y anónimo, como corresponde, haciendo que el carro se sienta importante y sustancial. Pero en la autopista nos recuerda, tanto dinámica como acusticamemte, que está allí para tu diversión de hacerte falta. 

2019 Nissan Maxima Platinum Reserve

Motor V6 3.5 litros
Potencia 300 caballos de fuerza / 261 libras-pie
Transmisión CVT
Tracción Tracción delantera
Consumo 20 ciudad / 30 autopista / 24 combinado
Peso en vacío 3,676 libras
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 14.3 pies cúbicos
Precio inicial $34,050
Precio con opciones $45,225

Galería: Nissan Maxima 2019 - Notas de manejo.