No tendrás que pagar extra por esta hermosa pintura verde militar.

Por décadas, la Toyota Tundra ha sido una opción confiable, robusta y altamente capaz en el mundo de las pickups grandes, que no ha recibido el amor que realmente se merece porque ha sido superada en el tiempo por todas su rivales. El mercado de las pickups full size en EEUU está dominado por las ofertas de Ford, Chevrolet y Ram, y si bien la Titan de Nissan no está batiendo records de ventas, al menos su diseño es bastante reciente. El diseño básico de la Tundra actual data de 2006, toda una eternidad en el mundo de las pickups. A pesar de esto, Toyota continúa refinando su camioneta de media tonelada año tras año, esta vez la evaluamos equipada con el paquete TRD Pro para mejorar sus habilidades todoterreno.

Tundra TRD Pro 2020

El paquete TRD Pro para la Tundra se destaca por sus mejoras a las capacidades todoterreno igual que los toques visuales que la separan del resto de la línea. El paquete toma el aspecto ya robusto y musculoso de la Tundra y lo potencia con la adición de la parrilla delantera mejorada, la toma de aire en el capó, la suspensión Fox Racing elevada, las nuevas ruedas forjadas BBS de 18 pulgadas y la placa de deslizamiento frontal masiva que protege su parte inferior. Combina eso con las manijas de las puertas, los espejos y las ruedas todos en negro, que contrastan con la encantadora pintura verde militar, y tienes una combinación ganadora. Esta pickup se ve realmente bien y atractiva.

Tundra TRD Pro 2020

Para respaldar su aspecto robusto, la Toyota Tundra TRD Pro incluye capacidades que realmente impresionan. Su motor V8 de 5.7 litros produce 380 caballos de fuerza y 401 libras-pie de torque, resultando en una potencia realmente adecuada para su tamaño. Aunque su capacidad de remolque de 10,200 no es la mejor de su clase, es lo suficientemente fuerte satisfacer al público general. Donde la Tundra se destaca es en sus capacidades todoterreno, esta camioneta ciertamente no fue concebida para el asfalto. Su suspension elevada, tracción total conectada a un diferencial de deslizamiento limitado igual que su tanque de combustible más grande significan que la Tundra TRD Pro hace que el manejo en las calles sean opcional.

Tundra TRD Pro 2020

Se podría argumentar que la verdadera medida de un interior lujoso no son los materiales utilizados, sino el resultado final, en cuyo caso el Tundra TRD Pro sobresale. Sus asientos parecen haber sido diseñados para adaptarse a cuerpos grandes, pero logran crear una sensación de sofa detrás del volante. Aunque no se puede negar el uso extensivo de plástico en su cabina, la Tundra TRD Pro se siente bien construida en el sentido de que nada hace ruido ni crea una perturbación extraordinaria. Además, sus ventanas parecen aislar a la cabina del mundo exterior creando una experiencia de conducción sorprendentemente tranquila a velocidades de autopista.

Tundra TRD Pro 2020

En este caso, su mayor fortaleza es su mayor debilidad, especialmente en una ciudad como Miami. Si bien elevar la suspensión ofrece muchos beneficios adicionales fuera de la carretera, crea algunos inconvenientes considerables, y hasta peligrosos, sobre el asfalto. Mientras que esta camioneta hace un excelente trabajo alisando el camino, su falta de firmeza crea un balanceo excesivo de la carrocería al hacer giros bruscos o al circular por mucho tráfico. Llévala a velocidades de autopista y sentirás que la camioneta se inclina mientras cambia de carril, llevándose una buena porción de confianza en su manejo. La Tundra ideal para Miami parece ser la Platinum de precio similar, que no sufre de estos inconvenientes.

Tundra TRD Pro 2020

Aunque su motor V8 de aspiración natural cumple con los requisitos de potencia y torque de las mejores pickups, también sufre de una sed insaciable que solo se soluciona con una billetera muy abultada. La Tundra TRD Pro rinde 13 millas por galón en la ciudad, 17 en la autopista y 14 combinados. Esto hace que esté muy por detrás del líder actual de la industria, la Ram 1500 y su V6 turbo que consume 20 mpg en la ciudad, 25 en la autopista y 22 combinados, produciendo 305 caballos de fuerza. Toma en cuenta el tanque de combustible ampliado de la TRD Pro y encontrarás una factura considerable al final de cada parada de combustible.

Tundra TRD Pro 2020

La TRD Pro es una Tundra de primer nivel, así que no esperes que esté cerca del precio base de $33,575 del modelo estándar. La Tundra todoterreno comienza en $48,655, según la pagina web de Toyota, pero nuestra camioneta de prueba llegó con un precio final de $54,854. Esto se debe mayormente al hecho de que vino con una cabina doble y la cama más corta que le añade unos $4,275 al precio final sin. Esto pone a la Tundra en el punto de mira de la Ford F-150 Raptor con su precio base de $53,205 y capacidades decididamente más altas fuera de la carretera.

Aunque no es la mejor en su segmento, la Tundra TRD Pro se las arregla para ser una camioneta muy agradable y capaz con su aspecto encantador. Apela al niño interior que se preocupa por cuán genial se ve sobre cualquier otra cosa. Uno de los beneficios de no ser una de las camionetas más vendidas es que logra ser única en un mar de F-150s y Silverados, añádele a eso el hecho de lleva este maravilloso tono verde militar y realmente terminarás con un camioneta que amaras por décadas.

Toyota planea presentar la Tundra de tercera generación antes de final de este año como modelo 2021.

Toyota Tundra TRD Pro 2020

Motor V8 de 5.7 litros
Potencia 380 Caballos de fuerza y 401 libras pie de torque
Transmisión Automática de seis velocidades
Tracción Tracción completa
Consumo 13 Carretera / 17 Autopista / 14 Combinados
Peso en vacío 5,640 Libras
Número de asientos 5
Precio inicial $48,655
Precio con opciones $54,854