La famosa insignia de Eclipse ahora vive en una crossover.

Ford no fue la primera marca en otorgarle su insignia deportiva a una crossover. Ese crédito le corresponde a Mitsubishi con la presentación en 2018 de la Eclipse Cross, una crossover compacta destinada a reforzar la posición del fabricante en un mercado cada vez más hambriento por por este tipo de vehículo.  Quienes crecimos en la era de Fast and Furious no podemos evitar tener una admiración natural por el Mitsubishi Eclipse que debutó en 1990 como un deportivo compacto y asequible de cuatro cilindros que aunque solo existió por cuatro generaciones despareciendo en 2011, dejó una marca indeleble. La meta del Eclipse original era ofrecer una experiencia de manejo emocionante a un precio razonable para la persona común, por lo que fue emocionante escuchar sobre el retorno del Mitsubishi Eclipse.

Échale un vistazo a la herramienta deslizante abajo para comparar al Eclipse original con la nueva Eclipse Cross.

EclipseSpyderSpeedster
Probamos a la Mitsubishi Eclipse Cross 2020

La emoción se convirtió en consternación y duda al saber que el nuevo Eclipse sería en realidad una camioneta crossover, (pregúnteles a los fans del Mustang) pero no hay que condenar a Mitsubishi ya que lo que se vende ahora es exactamente eso, las crossovers. 

Por eso cuando me enfrente a la evaluación de la Eclipse Cross SEL 2020, el modelo tope de la línea, lo hice con una mente abierta pero también con la esperanza de la crossover mostrara un poco de la magia original del nombre Eclipse, más allá de un simple emblema. 

Probamos a la Mitsubishi Eclipse Cross 2020

La Eclipse Cross se destaca visualmente del resto de sus competidores, por lo que nadie la puede acusar de ser genérica. Sus rasgos más distintivos son una línea de cintura ascendente y una viga de luz trasera, que alberga la luz de freno central que se extiende a lo ancho del carro y divide la ventana trasera causando una obstrucción visual que afortunadamente es mínima.

El diseño de la Eclipse Cross fue recibido positivamente por un grupo de amigos, siendo su frontal agresivo y elegante mucho mejor recibido que su parte trasera, pero su diseño atrevido y distintivo fue elogiado como un buen intento por distinguir a esta crossover compacta en un segmento sobrepoblado y super competitivo.

Probamos a la Mitsubishi Eclipse Cross 2020
Probamos a la Mitsubishi Eclipse Cross 2020

Algo que me gustó mucho fue su tamaño. La Eclipse Cross es bastante corta, lo que la hace fácil de manejar y estacionar. Su radio de giro sorprendentemente cerrado, gracias a su corta distancia entre ejes, y muy aprovechable gracias a una dirección precisa, lo que facilita los ajustes rápidos.

A diferencia de su carrocería poco convencional, la Eclipse Cross cuenta con una cabina bastante ajustada a las tendencias actuales, que gracias a una ejecución excepcional es una de mis partes favoritas del modelo.

Probamos a la Mitsubishi Eclipse Cross 2020
Probamos a la Mitsubishi Eclipse Cross 2020

Por tratarse de la variante máxima SEL, no nos sorprendió ver una abundancia de superficies cubiertas en cueros y plásticos texturizados que, en su mayoría, no se sentían baratos.  También hay unas bonitas costuras en contraste tanto en los asientos como en los paneles de las puertas.

La pantalla de info-entretenimiento está posicionada de una manera que elimina el deslumbramiento de manera efectiva y todos los botones de control de clima están claramente establecidos y son fáciles de usar. Aunque no tiene un grupo de instrumentos completamente digitales, Mitsubishi incluyó una pequeña pantalla en el centro de los instrumentos que provee toda la información relevante. Mi única queja con la cabina es el trackpad situado a la izquierda del selector de marchas, similar a los usados por Lexus tanto en su aspecto como en su dificultad de uso, donde es difícil seleccionar exactamente lo que quieres y cuyo uso crea una gran distracción al manejar.

La cabina es sorprendentemente callada a velocidades de autopista, lo que junto a unos asientos notoriamente cómodos, hace que la Eclipse Cross sea muy una gran opción para viajes largos. 

Probamos a la Mitsubishi Eclipse Cross 2020
Probamos a la Mitsubishi Eclipse Cross 2020

Debajo del capó encontrarás un motor cuatro cilindros de 1.5 litros turbo que produce 152 caballos de fuerza y 184 libras-pie de torque. La cifra importante aquí es el torque ya que hace que la Eclipse Cross despegue bien. Tomando en cuenta que no es un carro deportivo, la pequeña crossover acelera con un ritmo razonable. Su transmisión CVT de ocho velocidades simuladas maneja la potencia bastante bien en modo automático, pero se siente lenta y un poco confundida en modo manual. La versión SEL que probamos cuenta con tracción total como equipo de norma.

En general, el manejo de la Eclipse Cross es razonablemente satisfactorio, sin embargo, hay que mencionar la suavidad de su suspensión que si bien es cómoda en situaciones de manejo regular, hace muy poco por evitar el movimiento del cuerpo en curvas, y a velocidades de autopista ondula como un sedán estadounidense de los años 70, haciéndonos extrañar la estabilidad de suspensiones más rígidas. A velocidades bajas, La suspensión no presenta problemas, y logra ser bastante cómoda. Una suspensión revisada haría que la Eclipse Cross se acercara mucho más a la dinámica de conducción de sus competidores.

Probamos a la Mitsubishi Eclipse Cross 2020
Probamos a la Mitsubishi Eclipse Cross 2020

Mitsubishi claramente quiere adoptar el nombre y la deportividad del Eclipse original, pero el resultado es una identidad confusa. Las primeras pistas son evidentes cuando entras en su cabina. Detrás del volante encontrarás grandes paletas de cambio montadas en la columna como esperarías encontrar en un carro deportivo. Son grandes, para que puedas cambiar de marcha a la mitad de una curva, lo que tiene sentido en un auto deportivo, pero son un poco extrañas en una crossover.

También hay una buena cantidad de plástico que imita fibra de carbono en los paneles de las puertas. Es un punto de discusión personal para mí, no solo en este carro sino en cualquier otro que lo incluya. Algo que noté mientras navegaba por el sitio web de Mitsubishi ofrece una rejilla de carbono por $565 dólares. No especifica si es fibra de carbono real o si es plástico, de cualquier manera es algo que esperaría ver en un deportivo de BMW o Audi, no una crossover compacta.

Aunque entendemos el intento por capturar la magia del nombre Eclipse para esta crossover compacta, no creemos que haya sido necesario, y hasta podría ser un aspecto negativo al tomar en cuenta la expectativas que crea, muchas de las cuales no serán alcanzadas. Digo esto porque realmente hay mucho que me gusta aquí, especialmente cuando consideras su valor.

Probamos a la Mitsubishi Eclipse Cross 2020
Probamos a la Mitsubishi Eclipse Cross 2020

El precio oficial de la Eclipse Cross 2020 aún no se ha publicado, por lo que hice un estimado de lo que debería costar el modelo que probé en base a los precios del modelo 2019. Nuestro modelo contaba con una gran cantidad de opciones, incluyendo el paquete Touring de $2500, que estimamos debería llevar el precio total a alrededor de $33,000 dólares.

El paquete Touring incluye sistemas de seguridad activa como, mitigación de choque delantero, advertencia de salida de carril, control de camino electrónico, luces altas automáticas, volante con calefacción, asientos traseros con calefacción, entre otros. Por $2500 recibes mucho equipo, lo que lo hace asequible para quienes quieren adquirir la versión más lujosa posible.

Por $33,000 dólares (estimados), la Eclipse Cross SEL no es un mal negocio, pero hay otros niveles en la alineación que son más razonables. Para aquellas personas que no necesitan de tracción total (como quienes vivimos en el sur de la Florida) por ejemplo, la versión SE 1.5T de tracción delantera es un compromiso decente con un precio inicial de $25,495 ofreciendo un buen equipamiento. 

En los sitios web de los concesionarios locales y encontré que casi todos tenían descuentos significativos para la Eclipse Cross, lo que podría indicar una oportunidad para recibir aún más valor.

Probamos a la Mitsubishi Eclipse Cross 2020

Creo firmemente en el potencial de este modelo. La Mitsubishi Eclipse Cross es una crossover cómoda, asequible y de aspecto único, con una relación precio valor razonable. Sin embargo, como  en cualquier modelo nuevo, hay espacio para mejorar. Algunas dinámicas de conducción revisadas por sí solas realmente harían de esta una crossover muy competitiva, a la que por cierto no le hace falta usar el nombre Eclipse (y que francamente no necesita de las comparaciones con el cupé deportivo) para resaltar sus fortalezas.

Mitsubishi Eclipse Cross 2020

Motor Cuatro cilindros de 1.5 litros turbo
Potencia 152 Caballos de fuerza y 184 libras-pie de torque
Transmisión CVT automática de 8 velocidades
Tracción Tracción a todas ruedas
Consumo 25 Carretera / 28 Autopista / 26 Combinados
Peso en vacío 3,373
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 22.6 Pies cúbicos
Precio inicial $28,595
Precio con opciones $33,025 (Est.)

Galería: Probamos a la Mitsubishi Eclipse Cross 2020