Sería un delito elegir cualquier otro color.

En 2011, yo estaba en la escuela secundaria viviendo en Santiago de Chile, y recuerdo vívidamente cuando los gemelos Toyota 86 (Scion FR-S) y Subaru BRZ debutaron en el Auto Show de Tokio. Me impresionaron porque estos cupés deportivos eran dinámicamente prometedores y relativamente asequibles, al punto de que iba a tener que esperar a cumplir 50 años para poder aspirar a tener uno. Y así fue como, tres años más tarde y ya viviendo en Miami como un estudiante universitario, dejé hasta mi último centavo en un concesionario Subaru de donde salí manejando un BRZ 2015. 

De todos los autos que he tenido, el BRZ fue el que me dejó la sensación más amarga cuando lo vendí. Lo hice porque tenía que hacerlo, no porque quisiera. La compra de un auto deportivo de $30,000 no fue la mejor decisión financiera para un estudiante. Es por eso que no puedo describir mi nivel de emoción cuando este Toyota 86 GT 2019 muy azul, llegó a mi puerta para ser evaluado.

GT86 en Miami

Lo primero es que a lo largo de los años este modelo ha tenido muchos nombres y muchas caras: FR-S, 86, GT86 y BRZ. 86 es el nombre actual de la versión Toyota, un nombre que rinde homenaje al legendario Toyota Corolla AE86, un pequeño deportivo, liviano, que al igual que el 86 contaba con tracción trasera y era asequible. No es difícil ver de dónde vino la inspiración.  Esta versió 86 GT 2019, sigue esa filosofía al pie de la letra.

GT86 en Miami
GT86 en Miami

Al igual que su vibrante tono Azul Neptuno, el diseño de 86 GT es lo primero que llama la atención. Con un peso de solo 2,817 libras, el 86 GT es un auto pequeño. Incluye una distancia entre ejes relativamente corta de 101.2 pulgadas que afecta directamente a su diseño otorgándola proporciones impecablemente balanceadas. Desde el asiento del conductor, tienes la sensación de que tienes un capó largo por delante, casi como un gran turismo, al tiempo que puedes ver los guardabarros a ambos lados, recordándote de que estás en una máquina deportiva. 

GT86 en Miami

La parte trasera del 86 GT solo ha mejorado con la edad. Encontrarás un conjunto de luces traseras LED que son superiores a las originales, así como un pequeño alerón que le da a la parte trasera un aspecto muy agradable. La mejor parte es que, dado que el spoiler sobresale hacia los lados, puedes verlo desde los espejos laterales, lo que le brinda otro sutil recordatorio de que estás manejando algo especial.

De todas las caras que ha tenido esta plataforma, esta no es mi favorita. No es un carro feo, pero tampoco es especialmente bonito. El Subaru BRZ 2019 equivalente se ve mucho más atractivo y deportivo. El diseño del 86 GT me deja con la sensación de estar mirando a un pez con la boca abierta. El Scion FR-S original tenía un parachoques delantero simple pero atractivo que hace que este nuevo parezca como un paso en la dirección equivocada.

GT86 en Miami
GT86 en Miami

La cabina del 86 GT fue donde vi las mayores diferencias entre mi BRZ 2015 y este 86 GT 2019. Por ejemplo, el volante ahora tiene botones para controlar la radio, igual que el grupo de instrumentos parcialmente digitales. Son una gran adición sin quitarle la sensación deportiva del volante. Una cosa que me encanta de esta plataforma es que, aunque es un auto pequeño, no te sientes apretado, algo que no puedes decir del Mazda MX-5 Miata equivalente.

Mira hacia la consola central y encontrarás un sistema de infoentretenimiento que se parece a una unidad de posventa de principios de la década de 2000. Lamentablemente, esta unidad no viene equipada con Apple CarPlay o Android Auto. Trabajando con la vieja pantalla hay un conjunto de altavoces que son apenas lo suficientemente potentes como para superar el ruido de carretera a velocidades de autopista. Esta nueva versión es ciertamente más silenciosa que la mía, pero sigue siendo más ruidoso que el MX-5 Miata RF, y en ese carro el techo es plegable. Sin embargo, estos son todos sacrificios que hay que hacer para tener un auto deportivo liviano de 2 puertas, a este precio.

Los asientos son de cuero en los laterales con gamuza en el medio. Se ven geniales y los materiales se sienten muy bien. Sin embargo, no son cómodos para viajes largos. No estoy seguro si tengo un alma vieja o qué, pero estos asientos son extremadamente firmes.

GT86 en Miami
GT86 en Miami

Suficiente de las cosas pequeñas, vamos a lo más importante del 86 GT, la forma en que maneja. Si has leído mis pruebas del Miata MX-5 Club y el Miata MX-5 RF, sabrás que este es mi tipo carro favorito para manejar, especialmente en la ciudad. El 86 GT se siente ligero, receptivo y, sobre todo, divertido. Detrás del volante, tienes la sensación inmediata de que Toyota ha invertido en la forma en que maneja por encima de todo lo demás. La dirección te permite sentir sensaciones que solo se consiguen normalmente en carros dos veces más caros. Este 86 vino equipado con la excelente transmisión manual de seis velocidades que se siente muy precisa y divertida de operar. Además, la distancia entre las marchas se siente relativamente corta y la palanca de cambios proporciona una excelente sensación cuando se pone en marcha.

Debajo del capó hay un motor boxer de 2.0 litros y cuatro cilindros de aspiración natural proveniente de Subaru. Produce 205 caballos de fuerza y 156 libras-pie de torque. Realmente tengo una relación de amor y odio con este motor. Tiene una buena potencia en la parte superior del rango de revoluciones e incluso se siente razonablemente rápido. Sin embargo, hay una caída trágica en el torque justo en el medio del rango de revoluciones. Esto no es como un Porsche 911 que produce todo su poder arriba y es una verdadera alegría llevarlo a la línea roja.

Si aceleras el 86 GT desde cero, sentirás un golpe inicial, cuando llegas a esa zona muerta, la sensación desaparece, todo lo que escuchas es el ruido del motor en la cabina, solo cuando llegas a la parte superior del rango de revoluciones es que empieza la diversión. Lamentablemente, esta zona muerta es en la que pasas la mayor parte del tiempo mientras manejas por la ciudad, lo que hace que los 205 hp del 86 GT se sientan algo desganados. Para obtener una experiencia realmente divertida en este carro, tendrás que mantener el impulso y no perder velocidad, porque si lo haces, te tomará un rato regresar.

GT86 en Miami

Mi tiempo con el Toyota 86 GT fue un grato reencuentro con un viejo amigo. Este es un auto que te brinda la mayor cantidad de sensaciones por el precio más bajo. En términos de diversión, este auto tiene la receta casi correcta. Se ve muy bien en su mayor parte, el interior es un lugar relativamente agradable y es realmente divertido. 

Toyota y Subaru han dicho que no pondrán un motor turbo en este auto y es una verdadera pena por que no es que no lo tengan. Te cuento un pequeño secreto, el motor FA20 en este carro es el mismo que se encuentra en el Subaru WRX turbo-alimentado. Si Toyota y Subaru decidieran agregar el tan necesario turbo a esta versión, así como una cara más simple, lo más probable es que me dirija al concesionario igual como lo hice en 2014.

Toyota GT86 2019

Motor Cuatro cilindros de 2.0 litros
Potencia 205 Caballos de fuerza y 156 libras-pie de torque
Transmisión Manual de seis velocidades
Tracción Tracción trasera
Consumo 21 Carretera / 28 Autopista / 24 Combinados
Peso en vacío 2817
Número de asientos 2
Capacidad del maletero 6.9 pies cúbicos
Precio inicial $30,115
Precio con opciones $30,534 (est.)

Galería: Probamos al Toyota 86 GT 2019