Los alemanes atacan a la Tesla Model X

El Tesla Model S redefinió la imagen del auto eléctrico, desde una curiosidad pintoresca por el conductor ecológicamente consciente a un contendiente legítimo en el mundo de autos lujosos de alta gama. Cuando la Model X SUV debutó más tarde, presentó el mismo argumento mientras que agregaba una fila extra de asientos y mucha facilidad de uso. Y con el Model 3, Tesla finalmente está ejecutando su visión de electrificación para todos.

Mientras que Tesla se adelantó, produciendo sus modelos cueste lo que cueste, los fabricantes de automóviles tradicionales son más metódicos y reservados con su progreso. Por eso es que recién ahora estamos empezando a ver los primeros vehículos, más allá de las simples curiosidades, que realmente pueden desafiar a la compañía con el primer lujo electrificado.

Ya les informamos sobre la EQC de Mercedes-Benz con nuestra primera prueba. La Audi E-Tron es también una especie bastante conocida. Sin embargo, fue el lanzamiento global del primero y el lanzamiento en los Estados Unidos del segundo lo que nos presentó una oportunidad única: la primera comparación directa de estas dos SUVs eléctricas.

Aunque las pruebas de manejo fueron en lados opuestos del planeta (Oslo, Noruega para la EQC y Valle Napa / Lago Tahoe, California para la E-Tron), los dos eventos sucedieron dentro de una semana del uno al otro. Siete días después de aterrizar en Oslo, nos fuimos a California. Hacer una comparación entre estos dos vehículos eléctricos nuevos no fue fácil.

Solo una semana y aproximadamente 5,200 millas separan nuestro tiempo con la EQC y la E-Tron, suficiente para tener un efecto significativo en lo que estás a punto de leer. Con eso en mente, un ultimo y rápido descargo de responsabilidad. Esta comparación es más una descripción general de alto nivel de los dos modelos y de cómo se parecen y se diferencian de detrás del volante. Esta comparación no servirá como una inmersión minuciosa en sus tren motriz totalmente eléctricos. Vamos a tocar el rango brevemente, pero vale la pena señalar que solo las cifras de la E-Tron son oficiales. Lo mismo ocurre con el precio. No se hará ninguna mención de las figuras del mundo real o impresiones de manejo porque es casi imposible imaginarlas en una prueba tan limitada.

Con eso dicho, vamos al negocio de analizar los últimos automóviles eléctricos de Mercedes-Benz y Audi.

Galería: Mercedes-Benz EQC400 4Matic 2020: Primer Encuentro

Estilo

Mercedes-Benz:

No hay muchas sorpresas, la filosofía de diseño de cada marca es evidente en estos productos. El aspecto más conservador de Mercedes-Benz recibe una actualización para el servicio eléctrico, pero sigue siendo un vehículo discreto que no tiene problemas integrándose al fondo.

Nos gusta el perfil convencional, que más o menos refleja a la Clase-GLC. Desafortunadamente, la fascia delantera de la EQC es menos exitosa, con una parrilla y faros extraños acompañados por una barra de luz que se extiende a lo largo de el capó. No pudimos ver a la EQC por la noche, por lo que el efecto visual de sus luces podría tener un impacto positivo en su apariencia. La cola suave y redondeada oculta los elementos aerodinámicos hábilmente, mientras que otra barra de luz une las luces traseras delgadas para crear una apariencia mucho más coherente y visualmente agradable que la delantera.

Otros aspectos exteriores destacados incluyen un diseño de rueda atractivo inspirado por los modelos tradicionales de Mercedes pero modificados para la EQC. Acentos en color azul eléctrico y placas nuevas para la SUV eléctrica la ayudan a sobresalir entre sus hermanas convencionales.

La EQC es relativamente pequeña. Tiene una distancia entre ejes de 113.1 pulgadas y un largo de 187.4 pulgadas. La EQC es solo un poco más larga que la GLC convencional pero es casi 6 pulgadas más corta que la E-Tron. También es 3.8 pulgadas más flaca y 1.6 pulgadas más baja que la SUV de cuatro anillos. Aunque no sean diferencias extremas, se nota inmediatamente cuando las ves en persona.

Aunque el exterior de la EQC se diferencie de otros modelos Mercedes, su cabina es otra historia. De hecho, aparte de solo unos detalles pequeños, a cualquier cliente actual de Mercedes le costaría mucho diferenciar entre el interior de la EQC y su propio auto. La EQC también recibe casi todas las interfaces de otros productos Mercedes como la pantalla de 10.3 pulgadas con su sistema de infoentretenimiento MBUX que viene en el nuevo Clase-A. Su palanca de cambios pequeña que va montada en la columna del volante acompañada por detalles en metal también viene de sus hermanas de combustión interna.  

Los detalles sobresalientes de la cabina son sus controles de clima. Las ventanas nuevas abandonan el estilo circular de Mercedes y adoptan una forma cuadrada con acentos de color oro rosa. Son un toque pequeño pero los detalles en su color nuevo le dan una apariencia más moderna que el resto de las SUVs del fabricante.

2019 Audi E-Tron
2020 Mercedes-Benz EQC400

Audi:

El diseño de la E-Tron es más progresivo y derivado que el de la EQC. El lenguaje de diseño actual de Audi utiliza apariencias modernas con ángulos precisos y afilados. Aunque su diseño no siempre les funcione como quisieran (como con el A8), Audi ha logrado crear sedanes muy atractivos como el nuevo A6 y A7 junto con SUVs deportivas como las nuevas Q3 y Q8.

El problema aquí es la Q8, porque si estacionas una a lado de la E-Tron, se pone bien difícil diferenciar entre los dos modelos. Ambos diseños tienen mucho en común. Aunque la Q8 tenga una apariencia más convencional con una parrilla estándar y menos luces brillantes que la E-Tron, estas dos se parecen mucho más a gemelos idénticos que fraternales. Sin embargo, la E-Tron tiene una cola más convencional, ya que carece de la pequeña plataforma trasera de la Q8.

El tren motriz eléctrico de la E-Tron también afecta los cambios visuales. Por ejemplo, la parrilla gris tiene una apertura pequeña que ayuda con el enfriamiento y incluye ventanas activas por dentro. La E-Tron tiene su logo en la parte inferior de su parrilla, igual que los modelos “RS” que llevan el logo “Quattro”. El énfasis en la aerodinámica resulta en un diseño más bello que el de su hermana de combustión interna.

La sorpresa más grande del diseño de la E-Tron es simplemente cuan grande es. La EQC es casi idéntica en tamaño a la GLC mientras que Audi decidió utilizar un tamaño que cae entre la Q5 compacta y la Q8 más grande. La E-Tron tiene una distancia entre ejes de 115.1 pulgadas y una longitud total de 193 pulgadas. La distancia entre ejes de la Q8 es un poco más grande con 117.9 pulgadas y mide 196.3 pulgadas de largo en general. El resultado es que las proporciones de la E-Tron son sustanciales.

En la E-Tron igual que otros modelos Audi, la cabina es más progresista de lo que encontrará en un Mercedes-Benz comparable. La decisión de Ingolstadt de adoptar una cabina de cristal y minimizar el número de botones es audaz. Es al menos más progresivo que el enfoque cuidadoso y calculado de Stuttgart.

Las pantallas de vidrio dominan la cabina de la E-Tron hasta el punto de que es difícil apreciar sus otros detalles de diseño pequeños. Nos gusta la iluminación ambiental, incluso aunque no sea tan extensa como lo que ofrece Mercedes. Los adornos de madera mate y los detalles plateados en el tablero son encantadores. Pero también hay decisiones de diseño que tienen poco sentido.

Hay un abismo gigante en la consola central que no encontramos manera de ocultar. En la parte inferior de dicha consola, hay un par de portavasos pequeños que sirven como un recordatorio de que Alemania todavía tiene problemas con el concepto de que alguien puede querer una bebida mientras conduce. Pero más deslumbrante que los portavasos de tamaño insuficiente es lo que este enorme cubículo significa para los propietarios. El espacio se convertirá en el lugar para guardar todo, mientras que la falta de una cobertura significa que los objetos de valor estarán expuestos al mundo.

La palanca de cambios extraña de la E-Tron también nos dejó un poco confundidos. A pesar de esto, es muy agradable de usar, y ciertamente apreciamos cómo la parte superior acolchada se duplica como un lugar muy cómodo para estabilizar la muñeca mientras utilizas la pantalla inferior. La sensación de cambiar de “Park” a “Drive” o “Reverse” también es inmensamente satisfactoria. A la misma vez, la palanca se siente innecesariamente complicada en una cabina que ya tiene una curva de aprendizaje empinada.

Ventaja: Mercedes-Benz

Galería: 2019 Audi E-Tron: Primer Encuentro

Comodidad

Mercedes-Benz:

Mercedes-Benz no ha publicado las estadísticas finales del volumen interior de la EQC, pero después de viajar por Oslo en la fila delantera y trasera de la crossover de batería eléctrica, podemos confirmar que no hay un asiento malo en esta casa. Las sillas delanteras ofrecen soporte abundante y capacidad de ajuste, mientras que la calefacción y la ventilación son equipables (aunque nuestro probador solo tenía asientos con calefacción). Una ventana trasera delgada limita la visibilidad hasta cierto punto, pero tampoco se parece a un Camaro. En todo caso, es similar a lo que encontrarás en uno de los coupés de Mercedes.

A pesar de tener tanto en común con la GLC, los asientos impresionantes de la segunda fila de la EQC tiene mucho espacio para las piernas y la cabeza. Entrar y salir es fácil, aunque falte la capacidad de ajuste de los asientos traseros, ya sea a través del respaldo o deslizando el cojín inferior hacia delante y hacia atrás. Sin embargo, cuatro adultos se sentirían cómodos en la EQC fácilmente durante un viaje por carretera. El espacio de carga se ve impresionante también. Sin embargo, Mercedes (de nuevo) no ha publicado las cifras finales de la capacidad de carga.

Igual a la mayoría de los vehículos eléctricos, la EQC es silenciosa y espeluznante. Los altavoces externos emiten una nota de advertencia sutil mientras maneja velocidades urbanas para proteger a los peatones, pero más allá de eso, la EQC se ejecuta completamente en silencio. La lluvia torrencial que experimentamos en Oslo hizo que fuera difícil evaluar qué tan bien controla el viento, pero el coeficiente de resistencia impresionante nos hace pensar que solo ráfagas graves pueden interrumpir la cabina. Sin embargo, se escucha ruido pequeño de los neumáticos y los impactos de la suspensión casi no se escuchan.

Por lo general, el manejo de la EQC muestra modales excelentes, incluso con ruedas más grandes equipadas. Nuestro vehículo tenía las ruedas de 19 pulgadas, aunque afortunadamente, Mercedes uso tamaños conservadores para los neumáticos. Las llantas delanteras son de tamaño 235/55 y las traseras son 255/50, el resultado es que brindan unas cinco pulgadas de costado. Hay que tomar en cuenta que las carreteras europeas suelen ser excelentes. Tomará unos días en el pavimento destruido del sureste de Michigan para tener una idea real de la calidad del viaje de la EQC.

2019 Audi E-Tron
2020 Mercedes-Benz EQC400

Audi:

Evaluar a la Audi es bastante fácil. Tome todas las cosas que acabamos de decir sobre la Mercedes, y apliquenlas a la Audi. Este es un vehículo impresionantemente cómodo y compuesto que maneja a cuatro adultos fácilmente. La diferencia es que Audi confirmó y nos dijo cuánto espacio tiene la E-Tron.

El asiento delantero cuenta con un nivel de ajuste similar al de la Mercedes y ofrece calefacción y ventilación opcionales. Sin embargo, a diferencia de la EQC que probamos, las sillas delanteras de la E-Tron tienen una función de masaje encantadora que mantiene al conductor y al pasajero relajados mientras cubren sus más de 200 millas de alcance. En la parte posterior, hay suficiente espacio para cuatro, incluso con un par de adultos de seis pies de alto al frente. De hecho, incluso con el respaldo del asiento del pasajero lo más atrás posible, encontramos que la segunda fila ofrece mucho espacio para las piernas. El espacio para la cabeza es excelente para pasajeros de hasta seis pies y dos pulgadas, y menos para aquellos al norte de seis pies con cinco. Audi dice que hay 39.1 pulgadas de espacio para las piernas, y hay pocas razones para dudar de esa figura generosa.

Aunque la EQC es comparable al la E-Tron en términos de espacio de carga, es imposible decir si la retención de 28.5 pies cúbicos de la Audi (ampliable a 57 cubos con la segunda fila plegada) es más o menos que el maletero de la Mercedes.

A diferencia de la EQC, Audi ofrece a la E-Tron con múltiples tamaños de ruedas. Encontrarán un tamaño estándar de 20 pulgadas, igual que un tamaño opcional de 19 pulgadas con neumáticos de baja resistencia a la rodadura. El sabor Prestige de la E-Tron viene equipada con ruedas de 21 pulgadas igual que nuestro modelo de prueba. Aunque sean estéticamente agradables, estamos menos dispuestos a equipar una configuración tan agresiva en carreteras más difíciles. Además, seguramente le cortan algunas millas al rango de manejo del auto. Sin embargo, en las carreteras del norte de California fueron impresionantemente suaves, la E-Tron se siente aislada y agradable, aunque un poco más firme en relación con la EQC. Se le agradece a la suspensión neumática estándar por la comodidad de conducción general, que supera a los amortiguadores adaptativos de la EQC en términos de civilidad en general.

Nuevamente, el clima espantoso nos impidió escuchar como la E-Tron controlaba el viento y el ruido de los neumáticos. Sin embargo, es más resbaladiza que la EQC, con un coeficiente de arrastre de 0.27 en comparación con el 0.28 de la Mercedes, lo que podría significar menos ruido de viento. El ruido de la suspensión es comparable a pesar de los neumáticos más grandes de la Audi y, por supuesto, sus motores eléctricos gemelos son silenciosos. Dicho esto, le estamos dando el visto bueno a la Audi por el mejor sonido de advertencia para peatones. Es como algo del mundo de Star Trek.

La E-Tron gana esta categoría, pero eso se debe principalmente a que sabemos más sobre su cabina y espacio de carga en comparación con su rival.

Ventaja: Audi

2019 Audi E-Tron
2020 Mercedes-Benz EQC400

Marcha

Mercedes-Benz:

Con un par de motores eléctricos (uno en cada eje), la EQC produce 402 caballos de fuerza y 561 lb-pie de torque. Esos números la ayudan a acelerar de 0 a 60 millas por hora en 4.8 segundos, solo medio segundo más rápido que la E-Tron. Sin embargo, la Mercedes puede que sea menos atractiva en su país de origen, ya que su velocidad máxima está electrónicamente limitada de 112 millas por hora, 12 millas menos que la Audi.

Es difícil tener una idea de lo que significa todo eso, conduciendo en carreteras resbaladizas en un país con límites de velocidad sorprendentemente bajos (no estamos seguros de que conducimos en una carretera con un límite más alto de 60 millas por hora). La EQC se siente bien cuando despega, pero más allá de eso, no hay mucho que podamos decir sobre cómo acelera.

La variedad de modos de conducción y ajustes de regeneración en la EQC es impresionante. Con cinco modos de regeneración, que pueden activarse mediante las paletas montadas en el volante, la EQC puede cambiar fácilmente entre conducción con un solo pedal a casi cero regeneración. Eso es mucho más de lo que ofrece la E-Tron, que cuenta con un modo de regeneración automático igual que la EQC, pero con menos ajustes manuales. Además es mucho más fácil cambiar los modos en la Mercedes, solo utilizando las paletas. Para apagar la regeneración automática de la E-Tron, es necesario que el conductor se sumerja en los menús y cambie la configuración. Después, tendrá que activar los ajustes correspondientes a través de las paletas. La EQC muestra claramente que modo de regeneración está activo a través del icono “D” en el grupo de instrumentos digitales. En la Audi, no es tan obvio ya que está ocultado en el sus instrumentos digitales.

Dejando a un lado el tren motriz, entre estas dos, la EQC se siente como el modelo más afilado y manejable en la carretera. Presenta menos movimiento de cuerpo vertical y tiene mejor control lateral que la Audi más grande. Mercedes aún no ha confirmado el peso de su modelo eléctrico, pero nos sorprendería si la EQC no es significativamente más liviana que la E-Tron. La Audi es más lenta acelerando hasta 60 millas y se siente más grande en la carretera.

Aunque la EQC posee un cambio de dirección más agudo, no se siente casi nada por el volante igual que la E-Tron.

2019 Audi E-Tron
Mercedes-Benz EQC

Audi:

El problema más grande que tiene la E-Tron es su tamaño enorme. Se siente mucho más grande y difícil de manejar que la EQC. La Mercedes se siente más ágil en comparación. Mientras cambiabamos entre todos los modos de conducción, nos dimos cuenta que son casi igual a otros Audis. Fue difícil encontrar un modo en que la suspensión neumática que pueda manejar su peso de casi 5,500 libras.

La E-Tron manejó libremente y su peso fue un compañero constante a lo largo de las carreteras estrechas y sinuosas que nos llevaron de Yountville, California a Sacramento. El cambio de direction es agradable, se adapta al peso bien sin sentirse muy intenso o entumecido. Aun así, fue difícil manejarla por las curvas a velocidades altas. Este es un vehículo que es mucho más feliz en líneas rectas.

Sin embargo, su aceleración de 5.5 segundos a 60 millas por hora es decepcionante en relación a la EQC y modelos mucho más rápidos como la Tesla Model X.

Aun así, la manera en que acelera la E-Tron debería ser suficientemente satisfactoria para sus futuros dueños(y si no lo es, es probable que produzcan un modelo más deportivo en el futuro). Gracias a sus dos motores eléctricos, la E-Tron produce 355 caballos de fuerza y 414 libras pie-de torque. También existe un modo “Boost” activado en el modo “Sport” que aumenta la potencia a 402 caballos y 490 libras-pie por solo ocho segundos. Ese modo es la única forma de llevar a la E-Tron a 60 millas por hora en 5.5 segundos.

La E-Tron y la EQC tienen transmisiones de una velocidad. Honestamente, no hay mucho que decir sobre ellas. Sus transmisiones son buenas para el despegue, lo que hace que se sientan ágiles desde cero. En condiciones de manejo diario, especialmente en secciones urbanas, la E-Tron y la EQC se sienten igual de bien. En nuestra prueba, la mejor de las dos en esta categoría es la EQC. 

Ventaja: Mercedes-Benz

2019 Audi E-Tron
Mercedes-Benz EQC

Efficiency

Mercedes-Benz:

No te sorprendas en aprender que Mercedes no ha proveído cifras oficiales para la EQC, por lo menos, no las que necesitamos. Durante el estreno del modelo las únicas cifras disponibles fueron estadísticas NEDC demasiado optimistas y obsoletas, que califican a la SUV completamente eléctrica con 277 millas de alcance con un consumo de energía de 20.8 a 19.7 kilovatios-hora por cada 100 kilómetros.

Según la página hermana de Motor1.com, InsideEVs, la EQC alcanza 259 millas en la escala WLTP más realista. Esto significa un rendimiento similar a la E-Tron a pesar de la batería más pequeña de 80 kWh en la Mercedes (la E-Tron tiene un paquete de 95 kWh). IEV publicó un estimado de cómo se medirá la EQC en la escala EPA y indican que tendrá un rango de 230 millas, más que el estimado de 204 para la E-Tron. Desafortunadamente para las dos, la Tesla Model X ofrece entre 255 a 325 millas de rango dependiendo en el modelo.

El proceso de carga de la EQC no es sorprendente. Se carga a 32 amperios en un tomacorriente de 240-voltios y va del 10 al 100 por ciento en 10 horas. Si encuentras un cargador de DC rápido y la EQC puede manejar una tasa de carga de 110 kW, pasando del 10 al 80 por ciento en solo 40 minutos.

 

Audi:

Ya que la E-Tron está apunto de salir a la venta, sus figuras son oficiales con un estimado EPA de 204 millas por carga y una calificación económica de 74mpge en la ciudad, 73 en la autopista y 74 combinados. Eso no es estelar en comparación con lo que ofrecen algunas versiones de la Tesla Model X, pero la E-Tron puede manejar una carga de DC de 150 kW. Sin embargo, con la E-Tron GT se espera que acepte una tasa de carga de 350 kW. Por eso dudamos que la E-Tron se mantenga en 150 kW durante mucho tiempo.

Conectada y cargando a 150 kW, el paquete de baterías de 95 kWh de la E-Tron puede ir de cero a 80 por ciento en 30 minutos, mientras que Audi estima que una carga de 10 minutos a esta velocidad rendiría 54 millas de alcance y una carga de 30 minutos rendiria 163 millas. Para la carga doméstica, un cargador de 240 voltios puede llevar la E-Tron al 100 por ciento en aproximadamente nueve horas.

Un índice de carga de 150 kW acompañado por tiempos de carga más rápidos son impresionantes. Como la E-Tron es la única de estas dos que ofrece cifras de rango para el mercado de los Estados Unidos, es la ganadora de esta categoría en particular.

Ventaja: Audi

2019 Audi E-Tron
2020 Mercedes-Benz EQC400

Veredicto

Normalmente, aquí es donde declararíamos una ganadora después de contar qué vehículo se llevó la victoria en más categorías. Por esa métrica, esto es un empate, con dos categorías para la EQC y dos para la E-Tron. Tomando esto en cuenta, todavía es demasiado temprano en la vida de estos dos vehículos para declarar a una como ganadora, particularmente porque todavía hay mucho que no sabemos de la EQC.

Sin embargo, lo que hemos aprendido de esta prueba es que los consumidores ganarán mucho con la competencia nueva de este segmento. Aunque la Tesla Model X aún tiene más sentido, Mercedes-Benz, Audi y Jaguar ofrecen productos que le harán la decisión a los consumidores un poco más difícil. La Model X tiene el rango y el rendimiento asegurados, pero ya no le pertenece el mundo de las SUVs electrificadas.

2019 Audi E-Tron
2020 Mercedes-Benz EQC400
  2019 Audi E-Tron Prestige 2020 Mercedes-Benz EQC400
Motores:

Dos motores eléctricos sincronizados

Dos motores eléctricos sincronizados

Rendimiento: 355 Caballos de fuerza/ 414 libras-pie de torque (402 caballos de fuerza/ 490 libras-pie de torque en modo Boost) 402 Caballos de fuerza/ 561 libras-pie de torque
Baterías: Ion litio, 95 kilovatios-hora Ion litio, 80 kilovatios-hora
Transmisión: Automática de una velocidad

Automática de una velocidad

Tración: Integral Integral
0-60:

5.5 Segundos (modo Boost)

4.8 Segundos
Velocidad máxima: 124 MPH

112 MPH

Economía:

74 Ciudad / 73 Autopista / 74 Combinado (MPGe)

Aún por anunciarse

Rango eléctrico:

205 Millas

230 Millas (estimadas)

Carga:

9 Horas a 240V / 30 minutos a 150 KW carga rápida DC. 10 Horas a 240V / 40 minutos a 110 KW carga rápida DC.

Peso:

5,500 Libras (estimadas) 5,100 Libras (estimadas)

Asientos:

5 5

Espacio de carga:

28.5 / 57 Pies cúbicos

25 Pies cúbicos (estimados)

Precio Base:

$74,800

$75,000 (estimado)