¿Es la nueva Ranger Raptor tan portentosa como la Ford F-150 Raptor original, o es una mera Raptor light?

Nota del Editor: Aunque Ford no ofrece la Ranger Raptor en Estados Unidos, nuestros colegas de de.Motor1.com en Alemania la probaron exhaustivamente.

¿Qué es?

Todos conocemos la Ford F-150 Raptor. Ese absurdo monstruo mitad pickup y mitad carro de carreras del desierto. Una pickup en la que te sientas a casi 36 pulgadas sobre de la vía, que corre sobre neumáticos gigantescos, y donde eres transportado por todo el poder de 450 caballos de fuerza provistos por un motor EcoBoost V6 con dos turbocargadores; una combinación excesiva y contaminante, y que aún así es tremendamente tentadora y divertida. A todo lo anterior hay que sumarle la habilidad de correr, derrapar y saltar sobre formaciones rocosas de tamaño considerable, y de acelerar de 0 a 60 millas por hora en menos de 5 segundos, igual que cualquier carro deportivo que se respete.  

El problema es que aunque la F-150 Raptor funciona de maravilla en los vastos espacios abiertos de Estados Unidos, no funciona tan bien en las estrechas carreteras y centros urbanos apretados de Europa. Sin mencionar sus estaciones de servicio donde el combustible es cobrado a precios europeos.

¿Es tan poderosa como la Raptor original?

No, ni pretende serlo. Esta no es la Ranger americana con 450 caballos de fuerza que esperabas. Bajo el capó de la euro-Raptor se esconde un motor turbodiesel de cuatro cilindros de 2.0 litros, al que Ford llama EcoBlue, que genera 213 caballos de fuerza, una producción pobre cuando se le compara con las Raptor original, pero normal en el mundo de los cuatro cilindros diésel, y hasta destacada cuando se toma en cuenta las impresionantes 368 lbs.-pie de torque que produce.

Aunque la Ranger Raptor utiliza la misma transmisión automática de 10 velocidades que usan la F-150 Raptor y el Mustang, para llegar a 60 millas por hora se toma sus buenos 10.5 segundos. La ventaja de esta transmisión se ven en lo poco frecuentes que se harán las visitas a la estación de servicio. La Ranger Raptor rinde hasta 26 millas por galón en autopista.

2019 Ford Ranger Raptor im Test
2019 Ford Ranger Raptor im Test
2019 Ford Ranger Raptor im Test
2019 Ford Ranger Raptor im Test
2019 Ford Ranger Raptor im Test

¿Es un sinsentido o un producto inteligente?

Depende de las expectativas que se pongan en el. Nuestro espíritu entusiasta nos hizo que esperar en vano la sensación de miedo y emoción que se siente al acelerar la Raptor original. El motor diésel funciona bien en condiciones todoterreno, que es donde el torque marca una diferencia. La Range Raptor no mostró ningún problema en arena, fango y gravilla. El problema es que el EcoBlue diésel no añade ni carácter, ni ventajas. Algo que se hace evidente sobre el pavimento.  

Con todo el peso de las expectativas que crea el nombre Raptor sobre sus hombros, el motor se siente insuficiente, pero lo cierto es que bajo el capó de una Ford Edge o de un Mondeo (Fusion en EEUU) el mismo motor sería una opción perfectamente normal.  Afortunadamente Ford equipó el motor con un un generador de sonido que si bien no hace cantar a la Ranger Raptor como un Ferrari, sí convierte los típicos rugidos agroindustriales de los motores diésel en un sonido gutural que es ligero y sonoro a la vez.

2019 Ford Ranger Raptor im Test
2019 Ford Ranger Raptor im Test

En otros vehículos que hemos probado, la nueva transmisión automática de 10 velocidades de Ford se siente inconclusa, como si no supiera qué hacer con tantos engranajes. Sin embargo en la Raptor Ranger la misma transmisión automática da una mejor impresión, especialmente fuera del pavimento, donde se siente cohesiva y asertiva. Y en todo caso, si se la siente dudar, o si simplemente el conductor está de humor para cambiar las velocidades manualmente, Ford instaló paletas de cambios a los lados del volante.

¿Es divertido su manejo?

En el terreno correcto y con espacio para volar (literalmente) la Ranger Raptor es una parranda sobre ruedas. No se trata de una todoterreno light decorada con gráficos estridentes y una infinidad de planchas decorativas plásticas en sus bordes. Este es un vehículo todoterreno serio.

El chasis de la Ranger Raptor incluye amortiguadores Fox Racing (carísimos, por cierto), bloqueo electrónico en el eje trasero y neumáticos BF Goodrich All-Terrain de 17 pulgadas. La camioneta también incluye un montón de modificaciones en su carrocería incluyendo placas de acero de 2.3 milímetros de grosor para protegerla su flanco inferior.

Ford dotó a la Ranger Raptor con parachoques de diseño exclusivo para lograr mejores ángulos de entrada y de salida (24 y 32.5 grados, respectivamente), así como de unos estribos muy cool, enormes extensiones de los guardafangos, y una parrilla nada modesta con las letras F O R D prominentemente esculpidas en su sección central, muy similar en apariencia a la de la F-150 Raptor.

2019 Ford Ranger Raptor im Test

"La Ranger Raptor no es una pickup todoterreno light decorada con gráficos estridentes y una infinidad de planchas decorativas plásticas en sus bordes. Este es un vehículo todoterreno serio."

Siguiendo la tradición de la F-150 Raptor, la Ranger Raptor es mucho más ancha que el vehículo en la que está basada, agregando 6.6 pulgadas extra de ancho total y 5.9 pulgadas extras al ancho de ruedas. También es más larga por 1.7 pulgadas, y más alta por 2.0 pulgadas. La distancia al suelo aumenta 2.0 pulgadas a 11.1 pulgadas, y puede sumergirse hasta 33.5 pulgadas.

En el tren delantero los amortiguadores y espirales todoterreno permiten un viaje que es 32% más largo que en una Ranger XLT regular, mientras que en el tren trasero la diferencia es del 18%. Las ballestas traseras de la Ranger regular fueron reemplazadas con una combinación convencional de amortiguador y espiral, que integra un brazo eslabones paralelos, o eslabones Watt, que permite que el eje se mueva de arriba hacia abajo, y viceversa, con mínimo movimiento lateral.

La Ford Ranger Raptor es la menos capaz de las camionetas de la línea Ranger (en Europa) en términos de capacidad de carga (baja de 2,205 libras a 1,365 libras) y de remolque (baja de 7,715 libras a 5,510 libras), así que si bien es muy capaz para arrastrar el remolque con tus bicicletas montañeras, o para cargar tu kayak y los de tus amigos, los bloques de mármol para la remodelación de la casa habrá que transportarlos en otro vehículo. Lo importante para entender a la Ford Raptor Ranger es saber que se trata de un vehículo de estilo de vida y no de una pickup de trabajo, por lo que no nos sorprende que en pavimento sea un vehículo muy cómodo.

2019 Ford Ranger Raptor im Test

Ford dotó a la Ford Ranger Raptor de seis modos de manejo que alteran el comportamiento tanto del sistema de tracción en las cuatro ruedas, como de la transmisión, el control de tracción y el control de estabilidad a fin de afrontar distintos tipos de terreno. Los modos ‘Normal’, ‘Pasto/Grava/Nieve’ y ‘Fango/Arena’ se explican por sí mismos. En modo ‘Sport’ la camioneta se convierte básicamente en un vehículo de tracción trasera, mientras que el modo ‘Roca’ ajusta el sistema de tracción en las cuatro ruedas para funcionar con los engranajes menor para mayor tracción desactivando el  control de estabilidad. Por último, el modo ‘Baja’ que es el modo que se usaría para correr la carrera de vehículos todo terreno ‘Baja 1000’ en Baja California, México, y que esencialmente desactiva los sistema de ayuda el conductor . Si esto le suena familiar a los conductores de Estados Unidos es por que, salvo algunas diferencias funcionales, son los mismos modos de manejo que encontramos en la Ford F-150 Raptor.

Hay que mencionar lo bien que nos impresionaron los equipos electrónicos que siempre parecían tener las respuesta adecuada en las situaciones más difíciles. Las diferencias entre los diversos modos de manejo se hacen evidentes muy rápido. Solo hay que arremeter contra los elementos con impulso y entusiasmo para darse cuenta de que, a pesar de su déficit de potencia, la Ranger Raptor puede ser tan divertida como la F-150 Raptor.

¿Cómo se comporta en la calle?

En Alemania, donde no es frecuente conseguir espacios para el manejo todoterreno, es importante que la Ranger Raptor sea un vehículo cómodo y competente sobre el pavimento. Esta es una meta que Ford alcanzó, aún a pesar de la naturaleza poco excitante de su motor turbo diésel. Salvo infracciones menores comunes en la mayoría de las camionetas pickup como una dirección poco comunicativa, la Ranger Raptor es un vehículo excepcionalmente agradable de manejar y competente en pavimento, con el agregado de tener un comportamiento dinámico superior a cualquier otro vehículo en su categoría. Por supuesto, todo lo anterior hay que entenderlo considerando que se trata de una camioneta pickup, nadie debe creer que su manejo es similar al de un Mustang GT.

2019 Ford Ranger Raptor im Test
2019 Ford Ranger Raptor im Test
2019 Ford Ranger Raptor im Test

La cabina de la Ranger Raptor, que gracias a un diseño hermoso y a detalles y materiales de alta calidad es un lugar sorprendentemente lujoso, que se beneficia del funcionamiento silencioso tanto del motor EcoBlue como de sus neumáticos todoterreno.  Los asientos merecen una mención particular por su eficiencia y comodidad; hasta la segunda fila, que a primera vista no se ve especialmente tentadora, ofrece espacio para las piernas y cabezas suficiente para personas cuyas estaturas superan los seis pies (1,82 mts).

¿Vale la pena?

Esta pregunta solo te debe preocupar si vives en los mercados de Europa donde Ford ofrece la Ranger Raptor. En Estados Unidos, el fabricante solo ofrece a su hermana mayor, la F-150 Raptor. Una oportunidad perdida ya que aquí Chevrolet ofrece la Colorado ZR2 y Toyota vende la versión TRD Pro de su Tacoma, vehículos que compiten directamente con la Ranger Raptor.

2019 Ford Ranger Raptor im Test

El precio inicial de la Ranger Raptor en Europa de €66,770 ($74,685 a la tasa de conversión vigente al momento de la publicación de esta nota) sería imposible de justificar en Estados Unidos, especialmente cuando los precios de la Ford F-150 Raptor arrancan en $52,855.

Objetivamente la Ranger Raptor es un producto sólido, muy bien concebido y construido, que hace todo lo que se le pide con estilo, eficiencia, y competencia, aunque falle en cumplir con las expectativas de fuerza y poder de un público enamorado de su nombre. Y ese es su único problema. Ford tiene motores que sin llegar a los 450 caballos de fuerza del EcoBoost 3.5 litros de la Raptor americana, podrían haber convertido a la Ranger Raptor un producto excelente. Se nos ocurre por ejemplo el EcoBoost 2.3 litros que produce 280 caballos de fuerza en la Lincoln Corsair, 290 en el Mustang y hasta 350 en el Ford Focus RS.

¿Nos estás oyendo Ford?

Galería: Primera prueba de la Ford Ranger Raptor 2019

 

Ford Ranger Raptor 2019

Motor Cuatro cilindros EcoBlue turbodiesel 2.0 litros
Tracción Tracción en las cuatro ruedas
Transmisión Automática de 10 velocidades
Potencia 210 caballos de fuerza / 369 lbs.-pie
0-100 km/h 10.6 segundos
Velocidad máxima 105 millas por hora
Peso en vacío 5,513 libras
Ángulo de reposo 24 grados
Ángulo de salida 32.5 grados
Consumo 21 ciudad / 26 autopista / 23 combinado
Capacidad de remolque 5,510 libras
Separación del suelo 11.1 inches
Profundidad de vadeo 33.5 inches mm
Precio inicial 66.770 Euro

Galería: Primera prueba de la Ford Ranger Raptor 2019