Ahorro potencial: 8 céntimos por galón

Más del 25% de los vehículos en las vías públicas tienen neumáticos mal inflados. Este es un descuido que puede afectar negativamente el consumo de combustible, y acortar la vida útil de los neumáticos. Un deficit de 7.5 psi (libra por pulgada cuadrada) en la presión de aire de un neumático puede resultar en una caída del 2.8% en la economía de consumo de combustible del carro que lo usa. Hay que verificar la presión de aire con frecuencia usando un medidor, teniendo en cuenta que la presión puede variar un psi por cada 10 grados Fahrenheit que varíe la temperatura del aire. Mantén la presión recomendada por el fabricante del vehículo, la cual normalmente se puede ver en una calcomanía en el marco de la puerta del conductor.