Ford presentó una nueva F-150 en 2005, pero su versión Harley-Davidson no apareció sino hasta 2006. Su debut fue curioso, ya que el modelo volvió a ser ofrecido solo como una SuperCab de color negro. El motor sobrealimentado también desapareció, dejando a la pickup con ruedas cromadas de 22 pulgadas con un V8 estándar de 5.4 litros que generaba 300 caballos de fuerza. La pickup también obtuvo una opción de tracción total, la primera vez que se ofreció esa opción en la vida del modelo.