Todo comenzó en 2000 con un paquete de apariencia sencillo para la F-150 SuperCab. Todas las pickups eran iguales: color negro con ruedas cromadas de 20 pulgadas, una franja naranja, rejilla cromada y insignias de Harley-Davidson. La suspensión se bajó para crear una presencia más imponente, y aunque el motor era un V8 5.4 litros estándar que generaba solo 260 caballos de fuerza, recibió un escape nuevo para combinar con su nueva apariencia.