Mi Corvette de motor central perfecto, tiene un motor de seis cilindros en línea, un emblema de Porsche en el capó, y se llama 718 Cayman GT4. Perdónenme, pero ni cómo fantasía puedo imaginarme elegir un Corvette sobre un GT4. 

No hay duda de que el nuevo Corvette es un carro excitante, así como un gran valor por el dinero gracias a su precio inicial inferior a $60,000. Pero si de carros de motor central con precios razonables se trata, no puedo dejar de preferir el GT4 de $99,200 GT4. Si, es considerablemente más caro que el Chevy, pero el Porsche tiene una caja de cambios manuales de verdad, no tengo udas de su manejo excepcionalmente magnífico, y su apariencia me gusta mucho más. Me gustaría creer que la experiencia detrás del volante del Corvette C8 estará a la altura de las expectativas, pero si mis experiencia previas, con Corvettes y Porsche Caymans y 911s valen de algo, no puedo dejar de concluir que la experiencia de manejo del nuevo Corvette va a estarun par de escalones debajo del Porsche.  

¿Cómo configuraría mi Corv . . ., perdón mi 718 Cayman GT4 idelal? No con mucho. Lo ordenaría con pintura Azul Geneciana metalizada por $650, con el sistema de iluminación tope LED por $2,140 (porque no hay nada más seguro que poder ver el camino), con asientos con calefacción por $530,  con compatibilidad con Apple CarPlay por $360 (¿de verdad Porsche?), y con sistema de navegación por $2,320, lo que lo llevaría a un gran total de $106,550, incluyendo $1,350 por cargo de destino. Como que pensándolo mejor, quizás un Corvette de $60,000 es un decisión más sabia.

- Greg Fink