El Four-Rotor Corvette pasó cuatro años estacionado esperando por el momento ideal para deshacerse de sus inadecuados motores rotarios. En 1977 Chevy finalmente los sustituyó por el tren motriz del antiguo XP-895, y lo reintrodujo al público con el evocativo nombre de; Aerovette. ¡Éxito instantaneo! Al poco tiempo, el Aerovette fue aprovado para ser producido en 1980. El Corvette de motor medio finalmente sería una realidad. Lamentablemente ni Duntov, ni Mitchell se quedaron en GM el tiempo suficiente para asegurarse de que el plan sería cumplido. La nueva gerencia de GM canceló los planes y nosotros nos tuvimos que conformar con el C4.