Esto nos sorprende bastante. El Mercedes-Benz Clase-C es un carro popular, pero a menudo dedicamos nuestro tiempo a los modelos de gama alta y los variantes AMG. Al igual que con BMW, es posible que parte del 12.4% sea atribuible a los modelos comprados por el concesionario, pero eso solo no explica por qué el Clase C tiene tres veces la deserción promedio en el primer año de propiedad. Quizás los compradores de clase C de gama baja buscan una actualización, o tal vez la confiabilidad es un problema. En cualquier caso, es triste ver al poderoso Merc encabezar a este estudio.