A los estadounidenses les encantan las SUVs y les encanta la Honda Passport, que se ensambla en las amplias instalaciones del fabricante de automóviles en Lincoln, Alabama.