Solo un modelo de Fiat Chrysler Automóviles, con sede en Michigan, cumple con los criterios de Cars.com para tener un impacto fuerte y positivo en la economía estadounidense, pero es el más estadounidense de todos. La Jeep Cherokee que ha existido por décadas, con algunas desapariciones temporales, se fabrica en Belvidere, Illinois.