El Mercedes-Benz Clase-E sedán ocupa el tercer lugar de la lista, depreciándose 55.4% después de tres años en la calle. Aquellos que deseen comprar uno en el mercado de autos usados pueden esperar tener que pagar un precio promedio de $31,051 por su lujoso sedán alemán.