Liderando la lista conseguimos el Acura RLX. El gran sedán de la división de autos de lujo de Honda. El RLX se deprecia 55.8% después de tres años con su primer dueño, y aquellos que deseen comprar uno en un concesionario de autos usados pueden esperar enfrentar un precio promedio de $28,259.