El gran sedán de Kia, el K900, se une a la lista con una tasa de depreciación de 54.4%. Si está buscando comprar un K900 usado, el precio promedio es de solo $26,522.