Equus no es un genio de un solo éxito. Mientras que el Bass 770 representa el umbral de la potencia americana, el proyecto más reciente de la marca - conocido como el Throwback – mezcla claves modernas y clásicas de los muscle cars americanos con un resultado sólido e impactante. Como los que tienen buen ojo ya habrán notado, el Throwback está construido sobre un Corvette C7. Pero gracias a su motor opcional con 1,000 caballos de fuerza, puede acelerar de 0 a 60 millas por hora (96 km/h) en 2.5 segundos y continuar acalerando hasta alcanzar la irresponsable velocidad de 220 mph (354 km/h).