$2.9 millones

El Bugatti Chiron, sucesor del Veyron se vende por la increíble suma de $2,998,000. Eso sin incluir impuestos de venta, ni el impuesto al consumo excesivo de combustible de $7,700. Su ilimitado potencial para la personalización puede lanzar ese precio hacia la estratosfera. El Chiron es un impresionante hipercarro construido a mano que viste la distintiva parrilla en forma de herradura de la marca así como las inconfundibles barras en forma C en sus lados. Su suntuosa cabina lleva la extravagancia al interior, con cueros de hasta 16 vacas cubriendo sus asientos y puertas. Una de sus opciones es un techo panorámico dual.

El Chiron acelera de 0 a 60 mph en unos asesinos 2.3 segundos, y logra una velocidad máxima criminal de 261 mph. Un motor de 16 cilindros de 8.0 litros, con al menos cuatro turbocargadores, genera una increíble cabalgata de 1,500 caballos de fuerza y unas brutales 1,180 lbs.-pie de torque, distribuida a las cuatro ruedas a través de una transmisión automática de doble embrague de siete velocidades.