Originalmente desarrollado como una versión del alta performance del Pontiac Tempest LeMans, el GTO se convirtió en un modelo independiente en 1966, adquiriendo en pocos años un estatus de leyenda. En 1972 el GTO retorno a sus orígenes como paquete opcional, cuando el modelo fue eliminado. Como paquete opcional el GTO solo duraría un par de años más. 

Casi 30 años más tarde, Pontiac desempolvó el emblema GTO y se lo pegó a un cupé importado de Australia, el cual a pesar de contar con un estilo soso y aburrido, tenía con un V8 de bloque pequeño que lo convertía en un verdadero monstruo de las carreteras. Lamentablemente, después de dos años, sus bajas ventas obligaron a Pontiac a eliminar el modelo en 2006. Pontiac no duraría mucho tiempo más. - Greg Fink