La marca predilecta del agente secreto James Bond revelará su primer auto a batería a fin de año, un deportivo exótico. Basado en el Rapide, sólo se producirán 155 unidades, con un precio que dicen, estará por los cielos. Se espera que tenga una autonomía de unas 200 millas, y que alcance las 60 millas por hora desde cero en menos de cuatro segundos.