Volvemos a cruzar el Océano Atlántico para examinar a uno de los modelos veganos (como todos los suyos) que fabrica la empresa de Elon Musk. Una premisa básica en su compañía es la ausencia de cuero en los habitáculos desde hace tres años, como también notamos en el Model S y el Model X. La misma suerte correrán los futuros Model Y y Roadster.