Ya un nombre vinculable desde lo sonoro nos insinúa que podemos hablar de un competidor directo del Tesla Model 3. Al mismo tiempo podemos considerarlo el modelo más accesible de Polestar. Su interior es 100 por ciento de materiales sintéticos, con un tejido llamado Weave Tech que seguramente te recuerde a los trajes de buceo. Esta idea le valió a Polestar el premio de la organización PETA (siglas en inglés de ‘Personas para el Tratamiento Ético de los Animales’).