La marca de la estrella también se apiadó de los animales a la hora de poner manos a la obra en el Clase A. Desarrolló un cuero artificial llamado Artico, con características similares al cuero convencional.