El pequeño carro de la marca del óvalo azul es uno de los ejemplos cabales de que para hacernos de un auto con materiales veganos no requieren de grandes desembolsos de dinero. Las versiones S y SE del Fiesta presentan volantes, asientos, palanca de cambios y molduras carentes de cuero.