Junto al i8, este modelo eléctrico es el primero que gesta la marca de Munich. El cuero de su habitáculo es de origen vegetal, combinado con plásticos reciclados, y una alternativa al petróleo, la fibra de kenaf (o hibiscus cannabicus). Las inserciones de madera de eucalipto obtenida de los bosques.