Al igual que el Focus, el Fiesta fue presa de la agenda de Ford en Estados Unidos. Este hatchback -llegó a la venta en el país en 2011 con una cálida bienvenida. Después de un lavado de rostro en 2013, Ford lanzó la versión “ST” que esperaban los entusiastas. Pero ahora, después de siete años en Estados Unidos, está desapareciendo. De todos modos, los compradores lo encontrarán en Europa.