Al igual que el Cruze, hizo su impacto en 2010 cuando fue lanzado. Fue uno de los primeros híbridos de su segmento y vio una buena cifra de ventas en sus primeros años en producción. Después de una segunda generación presentada en 2016, y un objetivo récord de 100,000 Volts vendidos ese mismo año, las ventas disminuyeron, y GM decidió retirar el vehículo.