Al igual que Mil-Spec Automotive, a East Coast Defenders le encanta convertir antiguos y emblemáticos vehículos todoterreno en increíbles monstruos, completamente nuevos. A lo largo de los años, hemos visto varios proyectos de personalización de la compañía. Pero es esta versión llamada Project Viper la que persigue nuestros recuerdos como ninguna otra. Cuenta con la jaula antivuelco externa, la suspensión especial con ruedas de 20 pulgadas y una abundancia de accesorios que simplemente hacen de este uno de los Defenders más agresivos que hemos visto.

En el interior conseguimos la historia opuesta, allí todo es suavidad gracias a cómodos asientos de cuero y mucha tecnología de conveniencia y a su sistema de información y entretenimiento. Su motor Chevrolet LS3 V8 de 430 caballos de fuerza trabaja muy bien. Si quieres algo similar en tu garaje, prepárate para pagar $300,000 o más.