El salto de potencia en la nueva generación es notable.

Luego de lanzar la última generación del 911 con el Carrera S y el Carrera 4S en noviembre de 2018, Porsche expandió la línea con los modelos base el pasado mes de julio. El Carrera de tracción total llegó en septiembre, seguido por la primera edición especial de la generación 992, la Belgian Legend Edition en homenaje a Jacky Ickx, el piloto que lograra cuatro victorias en las 24 Horas de Le Mans con la marca entre 1976 y 1982. Ahora, es momento de las versiones Turbo y Turbo S.

De acuerdo con un nuevo reporte que publica Autocar, este par de carros harán su debut en el Auto Show de Ginebra dentro de tres semanas. Se estima que compartirán el motor de 3.8 litros turbo de seis cilindros en línea, que producirá 570 hp en el 911 Turbo y 620 hp en el 911 Turbo S, aunque en este último modelo la potencia podría llegar hasta los 641 hp, según dijo Road and Track en noviembre.

Estas cifras representan un visible salto de potencia a comparación con la generación anterior, en la que el 911 Turbo llegaba a 540 caballos de fuerza y el 911 Turbo S a 580 hp. Los detalles estéticos que distinguirán a la nueva generación se notarán en los arcos de rueda traseros y un diseño especial de los parachoques junto con rines únicos y diseños de pintura exclusivos de estos modelos.

Galería: Nuevas fotos espía del Porsche 911 Turbo

Autocar cree que los modelos Turbo pesarán algo más que sus predecesores a pesar de tener una carrocería más liviana. De todos modos, se espera que el Turbo S baje una décima en la aceleración de 0 a 60 millas por hora, la cual la generación anterior la lograba en 2.8 segundos. Se estima que la velocidad máxima se mantendrá en 205 millas por hora.

Los dos modelos Turbo llevarán la misma transmisión automática de ocho velocidades y doble embrague. El Turbo S contará con dirección en las cuatro ruedas y frenos con discos de carbono detrás de sus rines frontales de 20 pulgadas y los traseros de 21 pulgadas. Porsche le dio este carro un diferencial de frente abierto y uno de deslizamiento limitado controlado electrónicamente en el eje trasero, con otro diferencial central de deslizamiento limitado controlado hidráulicamente.

Luego del lanzamiento de los modelos Turbo, Porsche diversificará la gama aun más con el GT3 orientado a pista, que ya asomó hace algún tiempo. El GTS y el Targa fueron espiados en fase de pruebas mientras que seguramente haya un GT2. Por primera vez hay un 911 híbrido en la agenda, el cual según la marca será “el 911 más potente de todos”.

Fuente: Autocar