Mira 2,207 caballos (de fuerza) compitiendo en la misma carrera.

Con el regreso del Mustang Shelby GT500 en 2020, era sólo cuestión de tiempo para que alguien tuviera la idea de enfrentarlo a los otros dos muscle cars estadounidenses. Los amigos de Edmunds no perdieron tiempo, sacando a la pista un Dodge Challenger SRT Hellcat Redeye y un Chevrolet Camaro ZL1 1LE, para enfrentar al más reciente heredero de la gran leyenda de Ford.

Para contar con potencia de supercarros, estos tres vehículos no son exorbitantemente costosos, aunque con precios que no bajan de $75,000 tampoco están al alcance de la mayoría. En el papel, el Dodge pareciera tener la ventaja, con 797 caballos de fuerza y 707 libras-pie de torque es el más potente del trio. Le sigue el Ford con 760 hp y 625 lbs-pie de torque, mientras que el Chevrolet queda relegado al tercer lugar con 650 caballos y 650 libras-pie de torque. Sin embargo, la ventaja en potencia del Hellcat es necesaria, ya que con un peso de 4,527 libras, supera al Mustang por 500 libras y al Camaro por 600.

Pero el papel no cuenta toda la historia. Edmunds decidió comprobar las diferencias entre estos tres vehículos donde realmente cuenta, en la pista.

Y fue allí donde el ancho del Challenger se convierte en su segunda desventaja. Aunque los tres vehículos, tuvieron dificultad en lograr el agarre necesario en la partida aún con el control de arranque activado, el Hellcat es el que tuvo mayor dificultad.  Una vez que los neumáticos hicieron buen contacto con el suelo el GT500 tomó la delantera. Luego de varios intentos, el resultado siempre fue el mismo, primero el Mustang, segundo el Camaro, tercero el Dodge.

El Mustang llegó a registrar el tiempo más rápido, 11.3 segundos a 130.7 millas por hora, el Camaro registró 11.6 segundos a 122.4 mph y el Challenger cruzó la línea en 11.7 segundos a 127 millas por hora. Aunque totalizan de 2,707 caballos de fuerza, trasladar esa potencia al clima frío donde se desarrolló la carrera, transforma la adherencia en un punto sensible para las llantas de performance. Ford tiene una nueva corona que mostrar, por ahora.

Fuente: Edmunds via YouTube