La marca japonesa revelará pronto una versión de especificación GT500

Toyota destapó en el Salón de Automóvil de Tokio la nueva versión de competencias del Supra 2020, construido bajo el reglamento técnico de la clase GT300 que compone el campeonato japonés Super GT.

El equipo Saitama Toyopet adquirió la primera unidad, que reemplazará al Mark X MC usado por ese equipo hasta el cierre de 2019. La escudería ya hizo las primeras pruebas en el circuito japonés Fuji Speedway, ubicado en las cercanías de la majestuosa montaña del mismo nombre .

El experimentado piloto Hiroki Yoshida y el novato Kohta Kawaii serán quienes se alternen al volante del vehículo, que bajo esta configuración participará exclusivamente en la clase GT300. El Supra GT300 compartirá la pista junto con una versión GT500 más poderosa aún, que competirá en la categoría superior enfrentándose a modelos como el Honda NSX-GT y el Nissan GT-R.

Además, el Supra estará disponible en una versión de la especificación GT4 con motor 3.0 litros turbo de seis cilindros en línea que desarrollará 429 caballos de fuerza y 479 libras-pie de torque. La otra variante participará de la división Xfinity Series del campeonato NASCAR, aquí en Estados Unidos.

Los carros de la clase GT300 del Super GT mantiene la forma original de la carrocería, pero los ingenieros tienen libertad para trabajar la aerodinámica. Donde las cosas cambian sustancialmente es bajo el capó. El motor de seis cilindros en línea desarrollado por BMW es sustituido por un V8 de Toyota. El reglamento permite la instalación de un motor diferente al de fábrica siempre y cuando provenga de la marca que representa el carro.