Parece que nunca veremos las 155 unidades inicialmente planeadas.

¿Recuerdas el Cygnet? Era una versión del Scion/Toyota iQ que Aston Martin debía comercializar para cumplir con el promedio obligatorio de emisiones de la Unión Europa. El 2011 Asont Martin anunció una variante eléctrica de ese micro carro que nunca ocurrió. Según un reporte de Autocarotro modelo eléctrico en desarrollo, el Aston Martin Rapid E correrá la misma suerte.

El Aston Martin Rapide E fue presentado inicialmente en octubre de 2015 como concepto. En abril pasado fue mostrado en su forma de final producción, poco antes de enfrentar la colina del Festival de la Velocidad de Goodwood. Una fuente cercana a la marca indicó que funcionaría como producto de laboratorio para el desarrollo del futuro eléctrico del fabricante.

Galería: Debut del Aston Martin Rapide E

Pero ahora Autocar reporta que el plan original de construir 155 unidades, fue cancelado. No se sabe cuántos pedidos recibió la marca del que iba a ser su primer eléctrico, ni si los depósitos entregados por sus compradores potenciales ya fueron reembolsados.

El Rapide E iba a contar con dos motores eléctricos traseros que iban a combinar un total de 601 caballos de fuerza y 701 libras-pie de torque. La aceleración de 0 a 60 millas por hora iba a estar por debajo de los cuatro segundos, y el salto de 50 a 70 mph en 1.5 segundos. Su velocidad máxima había sido estimada em 155 millas por hora. Su paquete de baterías de 65 kWh le daba una autonomía de 200 millas según el ciclo WLTP.

El Aston Martin Rapide regular ya tiene casi una década de vida, su última actualización se vio en 2018 cuando llegó la versión AMR con un motor V12 de aspiración regular. Dicho modelo constituyó de 210 unidades, vendidas por $240,000 cada una. Con capacidad de llegar hasta las 205 mph el Aston Martin Rapide es uno de los sedanes más veloces de todos los tiempos, y sin duda una de los más hermosos.

Fuente: Autocar