Se trata de un regreso a la esencia de las pickups, a bordo de un vehículo moderno.

Las lujosas pickups de hoy en día son muy distintas a los obreros mecánicos en cuatro ruedas que les dieron origen. Aquellos modelos priorizaban funcionalidad sobre cualquier otra consideración.  Los modelos modernos alcanzan precios de carros de lujo con facilidad gracias a una interminable variedad de niveles, carrocerías, trenes motrices, características y opciones. Sin embargo, aún existen clientes que simplemente quieren una pickup básica para trabajar, y el concesionario Long McArthur Ford en Kansas les ofrece exactamente eso. La Ford F-150 2020 Cattleman Edition, un paquete instalado en el concesionario para aquellos quienes buscan hacer de su pickup grande de Ford, la perfecta pickup de trabajo.

El paquete Cattleman Edition cuesta $5,995, y puede ser instalado en cualquier F-150 nueva, usada, u ordenada de la fábrica. Long McArthur preparó tres unidades, una roja, una blanca y una azul, de demostración que ahora están a la venta. Las tres unidades son de la variante XL, la más sencilla de la línea F-150, con cabina simple, cama de ocho pies, relación de transmisión de 3.73:1, diferencial bloqueable, y el motor V8 de 5.0 litros de. Entre las características que complacerán a los clientes que solo quieren un instrumento de trabajo están un banco de asientos dividido 40/20/40 cubiertos de vinilo, al igual que el pisos, ventanillas y pestillos manuales, radio AM/FM y un enganche de remolque Clase 4. La cámara de visión trasera es estándar.

Este paquete además agrega una mataburros Ranch Hand, eleva la suspensión delantera en dos pulgadas, y además incluye rines negros de bajo brillo de 18 pulgadas colocados en neumáticos todoterreno. la caja de carga tiene un revestimiento protector y el aspecto exterior está complementado con calcomanías de Cattleman a ambos lados del extremo posterior de la caja.

Galería: Ford F-150 2020 Cattleman Edition

Este kit no agrega mucho, y no se supone que lo haga. Se trata de una colección de las piezas más populares que que los concesionarios instalan en las pickups de aquellos clientes que quieren un vehículo de trabajo funcional, al que no importe ensuciarlo, atravesar campos, y hacer las cosas que se supone que las pickups hagan.