El V8 sobrealimentado producía 550hp y 510lbs.-pie en el cigüeñal cuando salió de la fábrica en 2012.

Ya hemos visto varios videos del nuevo Shelby GT500 2020 llegando al banco de pruebas para generar números impresionantes, insinuando que el modelo es más potente que lo anunciado. Ahora nos topamos con un video de Late Model Restoration haciendo lo mismo, con un ejemplar de 2012 del mismo modelo. El carro tiene unas impresionantes 182,271 millas (293,336 kilómetros) en el odómetro. Nos alegra mucho ver que este GT500 no pasó los últimos ocho años guardado en un garaje.

Cuando el nuevo dueño lo compró recientemente, tuvo curiosidad en saber cuánta potencia aún era capaz de producir su Mustang Shelby GT500 2012 después de todos esos años y millas. Cuando era nuevo, el motor V8 sobrealimentado de 5.4 litros tenía una potencia oficial de 550 caballos de fuerza a 6,200rpm y 510 libras-pie (692 Newton-metros) de torque a 4,250rpm.

No hace falta decir que esas cifras representan la potencia en el cigueñal, mientras que el dinamómetro muestra la potencia disponible en las ruedas traseras via la transmisión manual Tremec TR-6060 de seis velocidades. Según la medición llevada a cabo, el motor de V8 sobrealimentado fue capaz de generar 486 hp a 5,900 rpm y 486 lbs.-pie (660Nm) desde 4,200rpm, usando una mezcla de gasolinas de de 91 y 93 octanos. Al considerar que normalmente la pérdida parasitaria entre el cigüeñal hasta las ruedas es de entre 10 y 15%, una perdida de 64 caballos de fuerza, que representa el 11.6% para un motor de 550 hp, cae perfectamente dentro del rango. Se podría decir que el motor sigue igualq ue el primer día después de todos estos años y todas estas millas. 

Este poderoso Ford nunca fue modificado, pero no permanecerá así por mucho más tiempo.  Su nuevo propietario planea modificar el GT500 para ajustar la suspensión y hacer que el carro maniobre mejor en curvas.