Luce como el carro de $1.1 millones que es.

Uno de los Mustangs más caros jamás vendidos en una subasta, el Shelby GT500 2020 con número de identificación vehicular, o VIN, número 001 hizo sus rondas por el internet hace un año cuando logró venderse por $1.1 millones en una subasta. A fines del año pasado, se publicaron algunas imágenes con especificaciones de producción, revelando la librea de sabor retro del auto inspirada en el prototipo GT500 de 1968, también conocido como "Green Hornet".

Antes de su debut público este mes en la subasta de Barrett-Jackson en Scottsdale, Arizona, el primer GT500 2020 para clientes se exhibe en una galería de fotos extensa. Como recordarán, el carro fue adquirido por Craig Jackson, presidente y director ejecutivo de la casa de subastas, quien pagó el precio de siete cifras que beneficiará al Juvenile Diabetes Research Foundation.

Galería: El primer Ford Mustang Shelby GT500 2020

El carro salió de la planta Flat Rock de Michigan antes del asueto de fin de año, con una pintura verdaderamente única. Craig Jackson tuvo la libertad de elegir cualquier color para su carro, y finalmente decidió ir con un tono similar a su "Green Hornet". El aspecto único fue creado por BASF y Penske después de combinar una capa base verde lima con verde Candy Apple.

Los dos autos compartirán el escenario durante el evento de la subasta, junto con dos vehículos adicionales de la colección personal de Jackson: un Shelby GT500 del 67 recientemente restaurado, también conocido como "Little Red", complementado con otro GT500 2020, esta vez uno terminado en rojo Rapid.

Como nota final, vale la pena mencionar que el GT500 VIN 001 es uno de los 20 vehículos de Ford que Barrett-Jackson ha subastado desde 2007 para financiar el JDRF, logrando recaudar más de $6.5 millones en este intervalo.