Por su parte los sedanes A8 y A6 lograron importantes ganancias, en una inusual demostración de fuerzas en el segmento de sedanes.

El 2019 no fue un buen año para el supercarro V10 de Audi. Mientras que el fabricante alemán logró vender 927 unidades de su famoso R8 en 2018, ese número disminuyó en 38% a solo 574 carros en 2019 a pesar del debut de la renovación de medio ciclo. .

En cuanto al 'mini R8', el TT logró un pequeño aumento del 3% a 1,324 unidades. Vale la pena señalar que Audi agrupa todos los derivados del modelo en uno cuando se habla de ventas, por lo que el TT incluye el modelo base, el TTS y el TT RS, junto con el TT Roadster. Es la misma historia con el R8, ya que los números publicados por la marca con sede en Ingolstadt son para ambos estilos de carrocería.

Galería: Audi R8 V10 Decennium

Quizás la estrella más grande de 2019 fue la Q8 que vio un aumento de ventas de 603% de 2,029 a 14,256. Esto tiene mucho sentido cuando consideras que 2019 fue el primer año completo de ventas para el modelo. Su hermana, la Q7, sufrió una pérdida de 7% mientras que las ventas de la Q5 disminuyeron en 4%. Esas no fueron las únicas SUVs de Audi que sufrieron en 2019, la peor de todas fue la Q3 que vio una perdida de 12%. Afortunadamente, la E-Tron logro vender 5,369 unidades en su primer año en el mercado.

Los sedanes A6 y A8 disfrutaron de un inmenso crecimiento en 2019, ya que las ventas aumentaron por 69% y 85%, respectivamente, a 17,807 para el A6 y 2,963 para el A8. Desafortunadamente el A5 vio una disminución de 11% a solo 23,023 carros vendidos. Las familias A4 y A3 también sufrieron una reducción de ventas de 24% y 43% respectivamente. 

Las SUVs representaron la mayoría de las ventas el año pasado para Audi en EEUU, ya que el 61% de todos los modelos vendidos fueron SUVs o crossovers. Solo en diciembre, un 66% de los clientes de la marca optaron por SUVs.

Aunque varios modelos sufrieron, 2019 fue un buen año para Audi, ya que vieron un aumento de ventas de 0.4% en EEUU. Sus 224,111 unidades vendidas significan que Audi logró el cuarto lugar de ventas en EEUU entre los fabricantes de carros de lujo en 2019. El primer lugar le correspondió a BMW con 324,826 carros vendidos, Mercedes-Benz llegó en un muy de cercano segundo lugar con 316,094 unidades, y Lexus ocupó el tercer lugar con 298,114 entregas.