Todavía deberían quedar cuatro unidades nuevas del LFA por vender en Estados Unidos.

Como es usual al inicio de un nuevo año, los fabricantes de automóviles están publicando los resultados totales de sus ventas el año anterior. En el caso de Lexus nos sorprendió ver que en 2019 las ventas de su supercarro LFA, aumentaron en un 50% . . . ya que en lugar de vender dos unidades, vendieron tres.  Nada mal para un modelo que dejó de ser producido hace ocho años.

Galería: Lexus LFA 2010

Todavía debería haber algunas unidades disponibles, para esos elusivos compradores que aún quieren un LFA. En 2017, la compañía dijo que quedaban 12 unidades nuevas del modelo a nivel nacional. El fabricante vendió tres unidades del superdeportivo en 2017, y dos en 2018, por lo que al restar las tres vendidas el año pasado, todavía deberían quedar cuatro LFAs por vender.

Lexus construyó 500 ejemplares del LFA entre 2010 y 2012. De ese total, 50 unidades tenían el paquete Nürburgring con un aumento de potencia de 10 caballos de fuerza, ajustes a la transmisión y más piezas de fibra de carbono en la carrocería. La versión estándar utiliza un pequeño V10 de 4.8 litros provisto por Yamaha capaz de altísimas revoluciones, y que genera 553 caballos de fuerza. La construcción de su carrocería y de su estructura, hizo uso generoso de la fibra de carbono.

Lexus está ahora en las primeras etapas del desarrollo de un nuevo superdeportivo, pero para obtener la aprobación final deberá demostrar primero que será financieramente viable. Y aunque la directiva de Toyota (compañía dueña de de Lexus) lo apruebe rápidamente, no lo veremos en al menos uno par de años.

Los fanáticos de los modelos más potentes de Lexus tienen algo que anticipar porque la compañía tiene un nuevo V8 de doble turbo en camino. Se estrenará en el LC de carreras durante las 24 horas del Nürburgring más tarde en 2020, y podría terminar siendo la base del motor del LC F del que tanto hablan los rumores.

Fuente: Lexus