También se espera que el E-Tron y el E-Tron Sportback reciban el tratamiento RS.

En 2019, Audi introdujo una variedad de modelos de potencia S y de alta potencia RS en varios segmentos del mercado, pero la primera parte de la nueva década será aún más ocupada ya que centrarán en la electrificación. La RS4 Avant de próxima generación ya se ha anunciado con un tren motriz híbrido enchufable, y un nuevo informe de Autocar estipula que se unirá a varios vehículos eléctricos puros que se lanzarán en los próximos años.

El Audi E-Tron GT, basado en el Taycan, está preparado para recibir derivados S y RS en la misma línea que el primer carro eléctrico de Porsche que se ofrece actualmente en sabores 4S, Turbo y Turbo S. No está claro en este momento si el elegante sedán de cero emisiones de Audi llevará las especificaciones técnicas de su hermano de Stuttgart, que ofrece 523hp, 670hp y 751hp, respectivamente.

Galería: Concepto Audi e-tron GT

Como recordatorio, el concepto se desarrolló con una configuración de doble motor, tracción total y una batería de 96kWh. Ofreció 582 caballos de fuerza y una carrera a 62mph de 3.5 segundos y a 124mph en un poco más de 12 segundos antes de alcanzar una velocidad máxima de 149mph. Logró más de 400 kilómetros (248.5 millas) entre cargas por WLTP y necesitó aproximadamente 20 minutos para recargar su batería al 80%, suficiente para más de 320 km (198.8 millas) de autonomía.

Según el mismo informe, Audi planea presentar la versión S desde el primer día, con el RS de gama alta para llegar en una fecha posterior. El E-Tron GT listo para la producción debería llegar en la segunda quincena de noviembre en el Auto Show de Los Ángeles 2020, por lo que es poco probable que el modelo RS debute hasta finales de 2021/principios de 2022.

Supuestamente, Audi Sport también está trabajando en la reactivación del R8 E-Tron. La versión original presentada en 2009 como concepto nunca llegó a la línea de ensamblaje, mientras que el modelo de segunda generación lanzado en 2015 se eliminó en dos años debido a la escasa demanda causada en gran medida por el precio exorbitante de aproximadamente $1 millón. Durante sus 16 meses de funcionamiento, el R8 E-Tron solo generó alrededor de 100 ventas.

Al igual que su predecesor, el nuevo R8 E-Tron está configurado para ser un modelo limitado y contará con un estilo similar, aunque la lógica nos dice que el diseño se derivará de la versión actualizada del superdeportivo V10 de Audi. Gracias a los avances realizados en la tecnología eléctrica, es probable que las especificaciones mejoren en comparación con el auto de 2015, que tenía motores duales que producían 456hp y 679lbs-pie (921Nm) de torque, junto con una batería de 92kWh para una autonomía de 280 millas.

Audi Sport no ignorará las SUVs, ya que la E-Tron y su hermana más elegante la E-Tron Sportback están listas para recibir el tratamiento S y RS. Más adelante, el R8 podría ser reemplazado por un superdeportivo eléctrico, mientras que varios híbridos enchufables están en la agenda para preparar la división de rendimiento de Audi para la era eléctrica.

Fuente: Autocar