No se emocionen, que los planes de Ford no contemplan ni que se acerque a Estados Unidos.

Mientras persisten los rumores sobre el regreso de un V8 al compartimiento del motor de la Ford F-150 Raptor, ahora llega desde Australia la noticia de podría ocurrir lo mismo bajo el capó de la Ranger Raptor, la pickup mediana de performance que goza de gran aceptación y buen nombre a nivel mundial, pero que sigue sin estar disponible en Estados Unidos. La Ford Ranger Raptor cuenta actualmente con un cuatro cilindros turbo diésel que produce 210 caballos de fuerza y 369 libras-pie de torque, pero un nuevo reporte de la revista Wheels afirma que Ford Australia quiere instalar el V8 Coyote de 5.0 litros en su lugar. Este sería un proyecto completamente local, únicamente para el mercado australiano.

El esfuerzo de embutir el V8 Coyote en el compartimiento del motor de la Ranger no una será una tarea fácil, ni barata, y en vista de que la Ranger Raptor nunca generará ventas masivas, es muy probable que el proyecto sea subcontratado a una compañía externa. Sin embargo y en virtud de que la variante estará cubierta por la garantía de fábrica de Ford de Australia de cinco años, la  subcontratista deberá adherirse a las normas de seguridad y durabilidad del fabricante. La Ford Ranger Raptor V8 nacerá como una Ranger Raptor diésel convencional antes de ser trasladada a Australia para recibir el corazón V8 del Mustang GT.

Las cifras de potencia son aún un misterio, pero se estima que serían similares a las que logra el Mustang GT australiano. Esto pondría a la Ford Ranger Raptor V8 en el vecindario de los 455 caballos de fuerza y 410 libras-pie de torque, lo que representa más del doble de los caballos de fuerza que produce la Ranger Raptor diésel, y un significativo salto de 41 libras-pie, en términos de torque.

Se espera que llegue al mercado australiano el año entrante, y sea comercializada a través de los concesionarios locales de Ford. También se está hablando un segundo vehículo de performance desarrollado por una compañía externa para el mercado australiano, esta vez basado en el Mustang. Se trata del Mustang R supercargado hecho por Herrod Performance, el mayor distribuidor de piezas de performance para la marca fuera de Estados Unidos.

Fuente: Wheels

Galería: Primera prueba de la Ford Ranger Raptor 2019