El DeLorean DMC estuvo estacionado dentro de un granero desde 1986.

Por más extraños que parezcan, los hallazgos de granero parecen se un evento cada vez más común. Las personas almacenan sus carros por muchos motivos, entre ellos la esperanza de que ganen valor al ser preservados sin uso por muchos años. Pero cualquiera que sea la razón, estos carros aparecen constantemente, en graneros, garajes y cobertizos por todo el país. 

Un padre y su hijo, ambos coleccionistas de DeLoreans consiguieron este ejemplar en un granero, y decidieron que ya era hora despertarlo de su largo sueño. Este DeLorean, que había estado guardado por por razones desconocidas, estaba cubierto por más de tres décadas de polvo. Según su dueño, el carro había recorrido entre 30,000 y 40,000 antes de haber sido estacionado en 1986 para su larga hibernación. Según la última calcomanía en su placa, el último registro tuvo lugar ese mismo año. La manilla de una de las puertas estaban estropeadas, por lo que hubo que usar una pinza de presión para abrirla, revelando un interior al que nadie había accedido en casi 34 años.  

Los coleccionistas regresaron una semana después para llevar su tercer DeLorean a su nuevo hogar. El día del rescate llovía torrencialmente, por lo que el DeLorean recibió su primera lavada en 34 años como cortesía de la madre naturaleza, que ayudo a retirar capas y capas de polvo acumulado por varios años. 

Galería: Este DeLorean DMC finalmente ve la luz del día después de 32 años

Este famoso y muy buscado deportivo clásico fue construido entre 1981 y 1983 en Irlanda del Norte para el mercado estadounidense, por DeLorean Motor Company, el fabricante de automóviles fundado por John DeLorean, un ejecutivo automotriz famoso por haber convertido a Pontiac en la división más excitante de General Motors en los años 60 y considerado hoy en día como el padre del Pontiac GTO. 

Denominado inicialmente como el DMC-12 y luego como DMC, este carro es conocido por el público simplemente como el DeLorean. Contaba con una apariencia impactante y futurista, realzada por sus puertas alas de gaviota y su carrocería compuesta por paneles de acero inoxidable sin pintar, al estilo de la Cybertruck de Tesla.  Sin embargo su potencia era meramente adecuada al igual que su performance. A pesar de sus carencias el DeLorean ganó una gran notoriedad al haber sido elegido por los productores de la serie de películas Back to The Future (Regreso al Futuro) como la máquina del tiempo que desata los acontecimientos de la serie. DeLorean Motor Company construyó cerca de 9,000 unidades del modelo antes que la producción cesara después de un escándalo que terminó con el encarcelamiento de John DeLorean. Se cree que aún sobreviven 6,500 unidades del modelo.