Spoiler: el Ford gana.

Los primeros ejemplares del Ford Mustang Shelby GT500 ya han comenzado a llegar a las manos ansiosas de sus dueños. Para ver cómo funciona el nuevo muscle car, Drag Times se encontró con dos de ellos, y uno de ellos estaba tuneado ligeramente, para carreras contra el Ford GT.

En lugar de correr en una pista, estas carreras se realizaron en un parque industrial. Aunque correr en público es peligroso, Drag Times al menos eligió un área sin tráfico

El GT500 estándar en este clip lleva solo un día con su nuevo dueño y el parece estar feliz de usar toda su potencia. Después de calentar la transmisión, el carro está listo para su lanzamiento.

Aquí es donde el GT500 muestra una debilidad potencial. Inicialmente, el carro se lanza bien, pero el control de tracción parece cortar la potencia momentáneamente. Para hacer las cosas más difíciles, el control de lanzamiento no funciona con el control de tracción desactivado.

Como es el aspecto más importante del video, no te contaremos como se compara con el legendario GT. Drag Times ajustó el control de lanzamiento ajustable del GT500 a una variedad de puntos de rpm para ver cómo cambia su lanzamiento. 

Después de que ambos Mustangs compiten con el GT, los dos GT500 van uno contra el otro, y los resultados son interesantes. El ejemplo modificado se retrasa un poco al principio, pero luego lo alcanza a medida que aumenta la velocidad. El propietario planea instalarle una polea más pequeña al sobrealimentador y eliminar los convertidores catalíticos, lo que debería generar un gran aumento de potencia.

Fuente: Drag Times via YouTube