Toda la velocidad de un muscle car con la utilidad de una pickup.

Al menos en Estados Unidos, Chrysler Corporation nunca ofreció una pickup basada en un sedán para desafiar a las populares Ford Ranchero y la Chevrolet El Camino, hasta la introducción de la Dodge Rampage y Plymouth Scamp a principios de la década de 1980. Ahora, Abimelec Design imagina cómo se vería un Dodge Charger de 1969 como una pickup. Debajo del capó encontrarás el V8 sobrealimentado de 6.2 litros del Hellcat. Esta nueva creación se llama Hellcamino.

 

Abimelec diseñó la Hellcamino como un trineo rápido para Santa. Sin embargo, estamos viendo la creación después de Navidad, así que esta pickup ahora es una forma de transportar tus regalos a casa con estilo.

Para crear este diseño, Abimelec Design mantiene el estilo del Charger igual hasta el pilar B. La separación en el centro de la rejilla la identifica como el modelo de 1969. El elegante techo y el asiento trasero se han ido. Este espacio permite que se pueda convertir en una pickup.

El diseñador viste el estilo de la Hellcamino al equiparla con ruedas profundas que tienen centros grises mate y pulidas. Un escape de salida lateral con un acabado simple y rectangular emerge delante de las ruedas traseras. El V8 del Hellcat se ve fantástico en el compartimento del motor.

Con incluso menos peso sobre las ruedas traseras que un Charger estándar, la Hellcamino probablemente 'quemaría caucho' con frecuancia. Si está nevando y no tienes neumáticos de invierno, conducir de regreso a casa después de la cena de Navidad podría ser bastante complicado, especialmente con ese tremendo motor.