Espectacular batalla entre la combustión interna y la electricidad.

Hemos hablado del motor doble turbo de seis cilindros en línea que equipa a la X3 M Competition de BMW enfrentado al V8 5.0 litros supercargado de Jaguar. Ahora, gracias a este video del canal The Fast Car Lane en YouTube, vemos otra comparación del impulsor de la SUV alemana enfrentándose a un V6 de origen italiano en una Alfa Romeo Stelvio QV y a un tren motriz estadounidense en una Tesla Model X.

Las reglas son simples. Primero, las dos SUV equipadas con motor a combustión se enfrentarán en una carrera de aceleración, y quien gane se medirá ante la Model X. El primer intento sale mal, pues el conductor de la BMW cree que el vehículo estaba en modo automático, por lo que no subía de marchas. Eso resultó en una fácil pero injusta victoria para la Alfa Romeo.

así que hubo un segundo intento que puso las cosas en su lugar a la hora de mostrar lo que pueden dar ambas SUVs. La Stelvio QV toma una pequeña ventaja al comienzo y la mantiene hasta el final. Los seis cilindros en V le ganaron a los seis en línea y pasan a la final contra la Model X.

Nadie quiere enfrentarse a la insignia de Tesla en una carrera de aceleración, y el conductor de la Stelvio QV lo sabe muy bien. Larga la carrera con la total conciencia de que su motor de combustión interna no tiene posibilidad alguna ante la aceleración de un motor eléctrico.

Debemos admitir que para las características de ambos vehículos el duelo resultó parejo. Esperábamos ver ganar a la Model X, de hecho así fue. Pero el enfrentamiento se desarrolló a gran altitud, lo que afecta a los motores turbo de manera negativa. Al nivel del mar y con un conductor profesional, la SUV italiana había sido un durísimo rival. Y en una carrera de cuarto de milla, quién sabe si habría podido salir victoriosa.