Es tan rápido como el BMW M2 Competition.

Después de llevar al BMW Z4 M40i a dar una vuelta en el célebre trazado de Nürburgring en septiembre de 2018, Christian Gebhardt de Sport Auto se sentó en un carro con mecánica similar, el Toyota Supra A90. El modelo alemán completó su vuelta en 7:55.41, en tanto que la nueva generación del superdeportivo japonés detuvo el cronómetro en 7:52.17. Un video a bordo muestra la vuelta completa en el legendario trazado alemán.

¿Y qué tal lo hace el Supra contra otros deportivos? Bueno, el mismísimo Gebhardt registró una vuelta de 7:52.36 en un M2 Competition en octubre pasado. Un mes atrás había hecho el recorrido en 8:04 a bordo de un Volkswagen Golf GTI TCR.

Si retrocedemos más en el tiempo encontraremos una prueba de Sport Auto con un M3 GTS en 2013, donde la vuelta se hizo en 7:48. Un año después hubo un virtual empate entre otro BMW, un M4 Coupé y un Aston Martin V12 Vantage S, que igualaron el 7:52 del Toyota.

A pesar de que no hay duda de que Gebhardt es un piloto entrenado, un piloto profesional de tiempo completo podría haber superado ese tiempo por algunos segundos. Además tenemos que tomar en cuenta que este es el Supra estándar, pese al modelo de cuatro cilindros disponible en Japón, y Toyota ya afirmó que habrá un sinfín de modificaciones más potentes. Con más caballos y posiblemente menos libras de peso en una eventual variante GRMN, el tiempo en Nürburgring podría caer más aún en los próximos años.