¿Conviene hacer tanto trabajo en un Porsche tan viejo o fue correcto modernizarlo?

Aquí hay algo inesperado. El Porsche 935 es uno de los carros de carreras más famosos fabricados por la marca por su motor turbo, su éxito en las pistas, y en algunos casos (como el de la unidad de la que hablamos) su frente plano. Bisimoto tomó uno de estos bólidos históricos, descartó su extirparle el motor de combustión interna e instaló un nuevo tren motriz eléctrico. ¿El resultado? Un 935 con 637 caballos de fuerza (475 kilovatios) legal para circular en las vías públicas.

Para hacer este 935 algo especial lleva la carrocería del Kremer Racing K3, equipo que llevó este legendario modelo a la victoria en las 24 Horas de Le Mans de 1979 con alemán Klaus Ludwig y los hermanos estadounidenses Bill y Don Whittington. Cuatro Porsches dominaron la carrera delante de un prototipo Rondeau y un BMW.

Bisimoto decoró el carro con una decoración que llamará tu atención, que consiste en la parte superior del vehículo en un brilloso rosa. Rayas blancas aparecen de una carrocería gris oscuro. Brixton Forged provee un set de rines estilo turbo-fan que combinan con la carrocería.

En el lugar en que esperarías encontrarte un motor de seis cilindros en línea con doble turbo ahora verás un impulsor eléctrico compacto alimentado con baterías LG Chem.

Galería: Bisimoto Porsche 935 K3 eléctrico

Bismoto puso mucho esfuerzo en hacer de este tren motriz algo amigable y fácil de operar para el conductor. Cambiar entre avance y retroceso es tan fácil como presionar el freno y mover la palanca de cambios adelante o atrás, según corresponda. Un panel de instrumentos AEM con varias páginas te cuenta todo lo que tienes que saber sobre cómo manejar este vehículo y su tren motriz.

El video además da la posibilidad de ver cómo es manejar este Porsche. Bisimoto sólo lo lleva alrededor de su manzana, es raro no escuchar el motor de un modelo clásico tan famoso como éste. Fuera de eso, parece un carro ágil y fácil de conducir.

Fuente: Bisimoto via YouTube