Hay que agradecerle sus obvios esfuerzos por hacer sonar el escape.

La producción del Koenigsegg Jesko no comenzará hasta inicios de 2020, pero afortunadamente mientras tanto tenemos el video que vemos arriba, que nos muestra al hipercarro sueco en algunos recorridos de prueba cerca de las oficinas del fabricante en Angelholmh, al noroeste de Suecia. Al volante va el fundador y jefe de la compañía, Christian von Koenigsegg.

El video no muestra en detalle el carro, pero sí deja escuchar la melodía que emite el escape del prototipo de pruebas. El increíble sonido del V8 de 5.0 litros y doble turbo que produce 1,280 caballos de fuerza a gasolina, o 1,600 con el E85. El motor canaliza su potencia a través de una sofisticada transmisión de doble embrague y nueve velocidades que puede ser operada de manera secuencial, u omitiendo marchas dependiendo de las condiciones de conducción.

Galería: Koenigsegg Jesko con Christian Von Koenigsegg al volante

El sonido que emite el escape es peculiar, sube de tono rápidamente como si fuera un motor pequeño de altas revoluciones. Al soltar el acelerador los turbo-alimentadores producen un silbido persistentes, que combinados con el escape produce una combinación de ruidos completamente fantástica.

Koenigsegg planea fabricar 125 unidades del Jesko a un precio de aproximadamente $2.8 millones cada uno. La totalidad de la producción ya había sido vendida, incluso antes de ser presentado en el Auto Show de Ginebra 2019.

Además de la versión estándar, Koenigsegg está trabajando una versión llamada Jesko 300 preparada para intentar superar las 300 millas por hora (483 Km/h), y con suerte poder superar el récord establecido por el Bugatti Chiron Super Sport 300+. La mayor capacidad de este modelo, que aún no tiene fecha de llegada, se lograría eliminando carga aerodinámica para aumentar su velocidad en línea recta. 

Fuente: LAOC Exotics via YouTube