También hay actualizaciones disponibles en el turbocargador.

Durante mucho tiempo los concesionarios han jugado un rol vital en el negocio de posventa, con infinidad de proyectos para modificar vehículos con piezas nuevas ya sean estéticas o de performance. En Cincinnati, Ohio, esa tradición está muy vigente en Beechmont Ford donde creada la la BFP Heritage F-150, un paquete disponible para cualquiera de las variantes de la pickup de Ford, que a pesar de lo bien que se ve es mucho más que un paquete decorativo con los colores de Gulf.

La célebre librea celeste y naranja, inspirada en la usada por Ken Miles en el Ford GT-40 con el que ganó las 24 Horas de Le Mans, no se aplica en pintura sino en vinilo, con colores más fuertes que los originales. El número 25 en el capó y las puertas no representan a ningún vehículo de competencias, sino que son una referencia a los 25 años que cumple Beechmont Ford.

Además de la decoración Beechmont Ford además incluye rines KMC de 22 pulgadas envueltas en llantas todoterreno. Un escape de Roush Performace, un kit que disminuye la altura del vehículo y una parrilla inspirada en STX Sport también refuerzan la apariencia y el sonido de la pickup.

Galería: BFP Heritage F-150 por Beechmont Ford

Entre las opciones disponibles para mejorar las características mecánicas puedes ver el Paquete de Potencia Roush Performance Nivel 1, un supercargador de Roush Performance o uno de Whippler. El paquete agrega unos 18 caballos de fuerza y 26 libras-pie de torque. El supercargador de Roush lleva la potencia a 650 hp, el de Whipple, a 725. Hay una garantía opcional de $795 por Whippie.

El paquete BFP Heritage F-150 cuesta $11,995, y puede ser aplicado a cualquier versión de F-150. Si no fuera por concesionarios como Beechmont, estas tentadoras creaciones nunca verían la luz del día, ahora solo hay que viajar a Cincinnati para recoger una.

Fuente: Beechmont Ford