Los ajustes finales del hipercarro eléctrico de Lotus, continúan en sus instalaciones en la villa inglesa de Hethel.

Lotus ha comenzado una nueva etapa del desarrollo del Evija, su nuevo hipercarro eléctrico, en su célebre base operativa de Hethel. Luego de diversas simulaciones y algunas sesiones en pista en Italia y el Reino Unido, ahora la firma ha comenzado a probar el prototipo más avanzado del vehículo que hay hasta ahora. El prototipo número 2 incluye un sistema de suspensión con las especificaciones para venta comercial,  el tren motriz totalmente eléctrico y paneles de carrocería en fibra de carbono. El prototipo también con interior más completo incluyendo los asientos con el diseño final para producción. Además, este carro cuenta con el sistema hidráulico necesario para el despliegue de la aerodinámica activa del vehículo.

Gavan Kershaw, director de atributos e identidad de producto de Lotus, lo que se traduce como básicamente el principal piloto de pruebas de la marca, ha estado conduciendo el prototipo número 2 en la mayoría de las pruebas. Kershaw además es conocido por ser el diseñador de la célebre pista de pruebas de Top Gear en el aeródromo de Dunsfold.

“El carro está en un estado de pureza absoluta en este momento, no tiene control de estabilidad ni vectorización de torque, para que podamos evaluar los fundamentos del chasis y desarrollar ventajas mecánicas antes de agregar los elementos electrónicos”, explicó Kershaw. “Esto nos permite leer el funcionamiento del carro y luego trabajar y configurar en función de las ventajas mecánicas obtenidas”, agregó.

Lotus Evija testing

Algo en lo que Lotus trabajó desde un primer momento es el reparto del torque entre las cuatro ruedas, la cuales reciben su energía individualmente, cada una de su propio motor. Aun que se trata del primer vehículo de tracción total de Lotus, Kershaw qioen tiene más de 30 años en la firma, dice sentirse en él “como en casa”.

Lotus Evija testing at Lotus HQ in Hethel

“Lotus siempre se ha caracterizado por un balance entre la demanda del conductor y la respuesta del vehículo. Es decir, todo lo que se hace obtiene una respuesta, y eso es lo que estamos equilibrando ahora. Todo está en los detalles, por ejemplo, estamos evaluando la respuesta progresiva de los pedales. Sabemos que hay mucho torque, pero los conductores lo querrán sólo cuando lleven su pie derecho hasta el fondo. Es cuestión de balancear bien el acelerador”, concluyó.

Aunque es eléctrico, también el primero de Lotus, el Evija toma mucho de otros carros de la marca.

"Se trata de traer experiencias de otros vehículos, como la conducción de un Exige, un Evora o los Lotus GT de competencias, y asegurarnos de que el ADN de la marca esté marcado en el Evija”, dijo Kershaw.

“Para mí es emocionante llegar a este punto del desarrollo de cualquier Lotus, porque demuestra que el diseño mecánico y la física ya están bien, es el momento de trabajar con nuestros ingenieros para mejorar el carro y darle el auténtico carácter de Lotus. Es un camino que, paso a paso, hacemos con cada carro, y  el Evija no es la excepción", concluyó el piloto.

Galería: Lotus Evija en pruebas